Almudena Alberca, primera Master Of Wine española: "Hay miedo a dar un giro"

La zamorana Almudena Alberca, primera mujer española que consigue el prestigioso título de Master Of Wine, reflexiona acerca de las tendencias en el sector del vino: sostenibilidad, hábitos saludables, la moda del rosado...

Almudena Alberca, primera española Master Of Wine. /

El título de Master Of Wine es, probablemente, el más prestigioso del sector del vino. No en vano hasta el momento solo lo han obtenido 380 personas en todo el mundo. Una de ellas es la enóloga zamorana Almudena Alberca, quien el pasado viernes se convirtió en la primera mujer española Master Of Wine.

La directora técnica de Bodegas Viña Mayor se muestra entusiasmada porque convertirse en maestra le ha llevado ocho años de trabajo e infinidad de catas: "Ya tenía los exámenes aprobados, pero también hay que presentar un proyecto final y estaba esperando a que me llamasen para saber si había aprobado".

La llamada se produjo muy temprano, a las 7.20 de la mañana, y enseguida compartió la noticia con su familia y sus amigos. Pero no pudo celebrarlo descorchando una botella especial. En vez de eso se fue a la bodega a probar "el primer mosto de sauvignon blanc de la cosecha de 2018".

En este caso, de todas formas, la celebración se mezcla con el trabajo y su gran pasión: "A lo largo de todos estos años, mientras me preparaba los exámenes de cata, he ido guardando botellas especiales de distintas partes del mundo para cuando llegase este momento. Ya he abierto unas cuantas... ¡y las que me quedan! Estuve brindando todo el día y también todo el fin de semana".

¿Por qué tiene tanto prestigio el Master Of Wine?

Porque tiene reconocimiento internacional y porque la formación es tan amplia que al final te convierte en un maestro del mundo del vino. La formación incluye toda la parte de cata, con tres exámenes de cata a ciegas, cada uno con 12 vinos de cualquier lugar del mundo y de cualquier estilo: blancos, tintos, espumosos, dulces o fortificados. Y están siempre enfocadas a entender qué hay en el vino a través de la copa.

¿Qué tipo de información puedes sacar en una cata a ciegas?

Todas las pistas te tienen que llevar a un lugar y a una explicación. Un ejemplo sencillo: si el alcohol es alto y la fruta madura, el clima tiene que ser cálido. Pero también hay que detectar la elaboración, la concentración, la longitud… Todas las características que hacen que el vino sea como es. Y eso te obliga a conocer la teoría de todos las zonas productoras. Estudiamos viticultura y enología, pero también 'business', 'marketing' e incluso temas de actualidad que afecten al vino y al resto de la sociedad como el cambio climático o los efectos del alcohol en la salud, por ejemplo.

"¡El secreto es el equilibrio y la moderación!". / MATEO & CO

El primer Master Of Wine español fue Pedro Ballesteros. ¿Cuántos sois ahora?

Ahora somos cuatro. Pedro ha sido mi tutor y es una persona inteligentísima y superconocedora del mundo del vino. Él aprobó en 2010, el año pasado fueron Andreas Kubach y Fernando Mora, y este año yo.

De 380 Master Of Wine, solo 130 son mujeres. Y en España, una de cuatro...

Es la proporción que nos vamos encontrando en el sector, refleja bien la situación. Probablemente en los próximos años aprueben más mujeres. Este año, de hecho, de los 10 que hemos aprobado, 6 somos mujeres. Pero poco a poco más mujeres se van afianzando en los puestos. No sé si llegará a ser igualitario, pero hay más posibilidades.

¿El mundo del vino ha evolucionado en términos de igualdad?

En los últimos 5-10 años sí veo mucha más presencia femenina, sobre todo de enólogas. Pero va por zonas. En Rueda, por ejemplo, mucho más que en Ribera del Duero.

Llama la atención que Reino Unido, sin ser una potencia vinícola como sí lo son Francia, España o Italia, haya organizado el curso más prestigioso del sector...

Los grandes productores del mundo son España, Francia e Italia. Pero Inglaterra, al ser una isla, siempre ha tenido mucho negocio. Compran y venden… En los años 50, que es cuando se creó The Institute Of Masters Of Wine, lo que buscaban era tener compradores superpreparados para poder negociar. Ellos son grandes consumidores y comerciantes. Pero no pasa solo con el vino.

Actualmente trabajas en Bodegas Viña Mayor. ¿Qué tipo de empresa es?

Viña Mayor es una de las bodegas más grandes de Ribera del Duero y como grupo es uno de los más potentes de España. Tiene mucha historia porque la DO se constituyó en el 82 y la bodega se creó en el 86. Al principio se centraron en los vinos de alta calidad y luego evolucionaron hacia vinos más populares, lo cual es muy positivo porque es la segunda bodega más popular de la DO. Ahora estamos en proceso de relanzamiento para mejorar la marca, incrementar la calidad, centrarnos en la tipicidad de Ribera del Duero, lanzar nuevas marcas… Digamos que se trata de revitalizar la marca y hacerla más contemporánea.

¿Ya te han subido el sueldo?

[Risas] Todavía no. Pero la empresa siempre me ha valorado bien y supongo que iremos poniendo en marcha nuevos proyectos.

¿Dónde te ves en el futuro?

De momento quiero completar la transformación de la bodega. Después, ya veremos. Me gusta la educación, ser jurado en catas…

Hace años dejaste Zamora para irte a Nueva Zelanda… ¿No encontraste nada más lejos?

[Risas]. Yo empecé en la bodega Viñas del Cénit como asistente de una enóloga neozelandesa. Un día me preguntó si me apetecía ir a Nueva Zelanda... ¡y me lancé a la piscina! El día que tuve que coger el avión sí sentí vértigo, lo reconozco, pero fue una experiencia fantástica.

¿Y qué tenemos que aprender en la vieja Europa de los llamados nuevos productores, como Nueva Zelanda?

Sobre todo, la filosofía de vida. Enológicamente potencian más la fruta y son más puristas. En Europa se apuesta más por la mineralidad, por la complejidad de los suelos. Pero a la hora de hacer vino usan el mismo enfoque que en la vida: no le tienen miedo a nada. Adoran su tierra pero no tienen miedo a cambiar. ¡Son más libres! Nosotros estamos más anclados a la tradición. Estamos atados por nuestras regulaciones, por productores históricos… Aquí hay miedo a dar un giro y salirnos de nuestros corsés.

Cada vez se habla más de vinos ecológicos y naturales. ¿Esa es la tendencia?

Entre ecológico y vinos naturales hay grandes diferencias, pero es verdad que la tendencia va hacia elaboraciones más sostenibles. Es una tendencia mundial que a España está tardando un poco más en llegar, pero el cambio climático pesa mucho y hay que ir adaptándonos para ser los más respetuosos posibles. ¡Aún hay mucho por hacer!

¿Y se confirma que los rosados están de moda?

Es verdad que internacionalmente los vinos rosados llevan cuatro o cinco años en alza, sobre todo los provenzales de color rosa pálido, pero aunque en España nos hemos intentado sumar a esa tendencia, nuestros rosados son de otro tipo, más intensos y con más color, y al consumidor local el sigue gustando ese formato. Iremos viendo…

¿Y cómo crees que va a evolucionar el perfil del consumidor de vino?

El consumo medio per cápita disminuye, pero es de mayor calidad y mucha gente estaría dispuesta a pagar un poco más. En 10 años deberíamos empezar a ver cambios. Yo espero que podamos ayudar a las nuevas generaciones a entender el mundo del vino, su profundidad cultural, los diferentes estilos que hay…

Muchos nutricionistas insisten en que cualquier consumo de alcohol es cancerígeno y que ninguna dosis es saludable. Un dato muy incómodo para el sector…

Es una situación complicada, no solo para el vino. Pero no solo el alcohol es cancerígeno. Consumimos muchos alimentos procesados. La vida moderna te lleva a que muchos de los productos que consumimos no sean tan saludables como deberían ser. El consumo de vino moderado al estilo mediterráneo es un consumo normalmente con comida y a pequeñas dosis. ¡El secreto es el equilibrio y la moderación! Hay que llevar una vida saludable, hacer deporte y, si tomas vino, hacerlo de forma moderada. Históricamente se ha consumido mucho vino y nunca ha habido más cáncer que ahora. Es el compendio de todo lo que está pasando…

¿Qué sería de tu vida si no existiera el vino?

Tendría que pensármelo porque el vino es mi pasión. Llevo 15 años dedicándome a ello profesionalmente y en mi tiempo libro me gusta ir a conocer una zona productora de vinos, visitar bodegas… ¡Casi toda mi vida gira entorno a eso! La verdad es que, además del vino, tengo muy pocos 'hobbies'.

¿No crees que todas las bodegas son iguales?

Bueno, me refiero a visitar sus gentes, conversar con las personas que la llevan, catar sus vinos, compartir sus experiencias… ¡Eso es siempre diferente!

¿Cómo se presenta la vendimia?

Va a depender mucho del tiempo de septiembre. El ciclo viene muy tarde y esperamos las maduraciones para finales de septiembre u octubre, así que en cuanto me levanto y salgo hacia la bodega miro el cielo y huelo el ambiente… ¡Somos animales de campo!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?