El inesperado ataque de un pulpo a un buzo mientras le sacaba fotos

El pulpo intentó, sin éxito, llevarse la cámara del buceador

El pulpo quiso dejar al buzo sin su cámara de fotos. / YouTube

En verano de 2016, el cineasta ruso Dmitriy Rudas decidía sumergirse junto a su equipo en las aguas del Krai de Primorie (Rusia) con el objetivo de filmar su fondo marino. El cineasta, especializado en la flora y fauna subacuática, optaba por viajar hasta esta región, situada junto al mar de Japón, para recoger algunas imágenes de las especies autóctonas que habitan en las profundidades de la zona oriental del país.

Después de filmar todo tipo de peces, mantas y tiburones, el equipo se encontró con un pulpo de grandes dimensiones que nadaba tranquilamente en el fondo marino. Debido a su elegancia, uno de los integrantes del equipo decidió acercarse hasta su posición para sacarle varias fotografías. Sin embargo, la reacción del molusco no fue la esperada.

El ataque del molusco al buzo

Mientras el buzo se acercaba lentamente hasta la posición del molusco para fotografiarlo en todo su esplendor, este se revolvió e inició un sorpresivo ataque que pilló a todos por sorpresa. El animal comenzó a desplegar sus brazos para hacerse tan grande e impresionante como fuera posible y, en cuestión de segundos, comenzaba envolver al fotógrafo entre sus tentáculos.

Después de que el buzo consiguiera zafarse de los tentáculos del animal, el pulpo decidió tomarla con la cámara del fotógrafo. A pesar de que la dificultad de deshacerse de los tentáculos del molusco era cada vez mayor, tanto el fotógrafo como el resto del equipo se reía de la reacción del animal, que estaba empeñado en hacerse con la cámara.

El fotógrafo logró escapar con la cámara intacta

Tras varios minutos de tensión, el fotógrafo logró escapar de una vez por todas de los brazos del animal. Tres años después de este suceso, el vídeo se ha viralizado en Internet gracias a la publicación en las redes sociales. A pesar de que fue originalmente subido a Vimeo, el metraje ha corrido como la pólvora a través de YouTube hasta convertir este vídeo en tendencia.

Por esa misma razón, Daily Mail ha contactado con el cineasta para que ofreciera su propia versión de los hechos. En declaraciones a este medio, el cineasta reconoce que a pesar de que se tratara de un ataque, se lo tomaron con humor: "Nos reímos del comportamiento de este pulpo". Una anécdota que quedará para el repositorio de imágenes de Rudas, que continúa adentrándose en el fondo marino en busca de nuevas imágenes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?