Torra solo aceptará la absolución de los presos y negociar la autodeterminación

El president catalán propone para la Diada una marcha masiva "en defensa de los derechos civiles" en Cataluña y extender las concentraciones y actos hasta después del 1 de octubre para reivindicar la inerte declaración de independencia

Quim Torra no aceptará condenas y lanza un ultimátum al Gobierno / ATLAS

Durante la presentación la hoja de ruta soberanista, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha apelado al mandato del "80% de la población que apoya un referéndum de autodeterminación vinculante, al 80% que se muestra contraria a la represión ejercida por el Estado español y al 80% no ve la monarquía como una institución propia" para dejar claro que el Govern no aceptará una sentencia que no sea absolutoria para los políticos presos tras el referéndum y que la voluntad de su Gobierno es obedecer al mandato de 1-O y hacer efectivo lo que los catalanes "ya votaron".

"La propuesta es muy sencilla: o libertad o libertad", ha aseverado Quim Torra en referencia a las sentencias para los políticos presos tras el 1-O. "No acepto ni aceptaré ninguna sentencia que no sea la libre absolución", ha dicho Torra, que incluso ha amenazado con llegar a desobedecer las decisiones de la justicia española. "Llegado el caso contrario, si fuera el caso, estudiaré que decisiones hay que adoptar y me pondré a disposición del pueblo de Cataluña. Esto no puede ser nunca un delito. Votar no es nunca un delito", ha continuado el presidente catalán.

"No concebimos otra sentencia que no sea absolutoria. Los delitos de los que se les acusa son inexistentes. Sobre humillaciones no se construye nunca nada", ha insistido el presidente de la Generlitat, que ha afirmado que los tribunales españoles han actuado de manera desproporcionada. "Nadie ha huido de la justicia, la hemos tenido que ir a buscar fuera (…) Los presos políticos y exiliados son una palanca democrática. Que no se silencie lo que ha hecho la justicia española con acusaciones desproporcionadas", ha reiterado.

Un referéndum pactado y vinculante

Otro de los aspectos en los que el presidente catalán se ha mostrado firme ha sido en su respuesta a la propuesta que el presidente Pedro Sánchez lanzó en la SER: un referéndum de autogobierno. "¿La receta de Sánchez será diferente que la de Rajoy? Ayer recibíamos una propuesta. No deja de ser interesante. Acepta que la solución tiene que ser política o democrática. Pero señor Sánchez, el debate en Cataluña no es por el autogobierno. Tan solo un referéndum de autodeterminación acordado y vinculante puede renovar el mandato del 1-O. Un referéndum sin amenazas, sin violencias, sin miedo, sin guerra brutal, sin policías en las escuelas, sin helicópteros… Hago un llamamiento al Gobierno para la negociación. Escuchémonos, hablemos, negociemos. Tenemos la oportunidad de cambiar un camino de represión que solo trae dolor", ha afirmado Torra, que pese a ofrecer un diálogo entre instituciones ha dejado clara la posición de la Generalitat.

"Volveremos a escuchar a todos, pero no renunciaremos nunca a nuestro derecho de autodeterminación (…) Tenemos un objetivo claro: Cataluña como un estado independiente en forma de república y tenemos que superar todos los obstáculos para hacerlo realidad. No propongo nada extraordinario que no hayan hecho los países avanzados que nuestro entorno. Los catalanes tenemos los mismos derechos que los escoceses o los ciudadanos de Quebec para decidir nuestro futuro”, ha reiterado.

Desde el 11-S hasta el 1-O

En esta conferencia, titulada 'Nuestro Momento', el presidente de la Generalitat ha avanzado además un otoño caliente en Cataluña hasta que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre los políticos presos. "Os propongo focalizar todos los esfuerzos y la energía democrática desde mañana hasta que se emitan las sentencias en esta lucha. Una lucha que haga visible a una sociedad que no va a parar nunca", ha afirmado Torra.

"Todos somos consciente del desafío que tenemos como país. Las próximas semanas este desafío será la norma. Este 11-S nos jugamos parte del éxito. Por eso hago un llamamiento masivo para ocupar la Diagonal del Barcelona. Hay que mantener la movilización, a partir del día 20 recordaremos esos miles de policías que aparecieron en Cataluña. El 1-O será un día emocionante. No será un día nostálgico o triste. Todos los que participamos ese 1-O nos encontraremos en nuestros colegios electorales y nos declararemos tan culpables como aquellos que están en la cárcel", ha añadido.

Por último, el presidente catalán ha querido dejar claro que este recorrido es un paso más sustentado en la determinación que tomaron los catalanes el 1-O. "Hemos aprendido que la república no se hace desde los despachos. La soberanía es de la gente, de todos vosotros, de la gente que lucha por los derechos (...) Ejercimos el derecho de autodeterminación, ahora nos exigimos hacerlo realidad. Sabemos que estamos en el lado correcto de la historia", ha sentenciado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?