El precio de la luz sigue disparado y marca nuevo máximo anual

La parte variable de la factura sube un 4,5% en un día y diez céntimos respecto al mes pasado

Entrevista a Rubén Sánchez, portavoz de Facua. / CADENA SER

La factura de la luz no da tregua y este miércoles marca su máximo anual con 0,074 euros de media por kilowatio / hora, en lo que refiere a la parte no regulada de la factura de la luz. Para FACUA, este aumento no está en absoluto justificado. “Mientras siga este modelo de subasta seguirá la especulación energética”, señala Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores.

Este nuevo máximo supera en tres céntimos lo que se registró ayer cuando pagamos 0,3 céntimos menos, de media, por kilowatio hora. Y haciendo números esto supone que la luz cuesta, en su parte no regulada, un 4,5% más en un solo día y 10 céntimos más que el mes pasado. “La factura de agosto es nueve euros más cara que en agosto de 2017”, apunta Sánchez. “Este disparo de media supone 18 céntimos más por hora consumida”, añade el portavoz, que sitúa el incremento en un 24% en un año.

FACUA insiste en que el modelo de subasta energética perjudica a los consumidores. “Lo precios no están justificados”, apuntan. “Se inflan precios de formas fraudulentas, pero sin fraude el modelo también falla porque permite la especulación”, añaden.

Sánchez considera necesario cambiar este modelo que viene de la época de Aznar y que nadie ha cambiado y considera que el Gobierno tiene que intervenir. “Una de las cosas que hay que hacer es extender la consideración de consumidor vulnerable para que protega a más gente”, señala el portavoz. “El mercado antes estaba regulado y el Gobierno es responsable y debe proteger a la gente para que no les corten la luz. El mercado no puede hacer lo que quiera y si el Gobierno tiene que enfrentarse a Bruselas tendrá que hacerlo”, explica.

Sin embargo, esto no se traducirá así directamente en la factura porque la mayoría de los consumidores tienen tarifa regulada y de lo que pagan más de un 60% son costes fijos entre impuestos y ayudas a las renovables.

Pero la escalada de precios ha alertado al ministerio de Industria y al Gobierno de Sánchez, que están buscando fórmulas para hacer frente a estas subidas introduciendo reformas en el sector.

¿Cuáles son los motivos de la subida?

Los motivos que se dan son la subida de los precios de petróleo, gas y de los derechos de emisión del CO2 en un momento en que la falta de lluvia y de viento obligan a tirar más de las centrales térmicas. Sin embargo, los reguladores de la competencia están mirando si hay alguna mala práctica además detrás de estos precios atípicos.

¿Por qué hoy?

En la sesión de ayer del mercado de energía -que fija los precios de hoy- se alcanzaron los 7,4 céntimos por kilowatio/hora, marcando un récord en un verano ya de precios muy altos, que no se había alcanzado desde 2008.

¿A quién afecta?

Esto alcanza directamente a las facturas tanto del 40% de la población que se acoge a la tarifa regulada -que ya está notando subidas de en torno a un 10% respecto a las facturas del año pasado- como al resto de los consumidores, los que han contratado la electricidad con una comercializadora. Aunque estos últimos tengan un precio fijo, notarán el aumento cuando renueven el contrato o bien ya están pagando precios más altos a los regulados.

¿Continuará el aumento?

Hoy ya se ha fijado en el mercado el precio de mañana, y no habrá nuevo récord, aunque el kilowatio hora sigue muy caro: a 7,1 céntimos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?