La música en directo vive de los 'millennials'

  • Los conciertos son lo más demandado por compradores, que gastan una media de 52 euros por entrada, según un estudio de Ticketmaster
  • La multinacional de venta de entradas pondrá en marcha el año que viene un portal de compra-venta de entradas entre particulares en el que el precio de reventa no será mayor del oficial. La empresa cobrará una comisión de gestión al comprador

La fotografía rápida que ha hecho Ticketmaster, web que vendió el año pasado en España casi 12 millones de entradas, resumen que la mayor parte de sus compradores son españoles que viven en el centro de ciudades como Madrid y Barcelona, tienen entre 22 y 44 años, ingresos medios o altos, sin hijos ni coche y con estudios superiores. Tan sólo 1 de cada 10 entradas que vendió esta empresa fue comprada por un extranjero, preferentemente británico.

Se compran una media de dos entradas y lo hacen con el ordenador y en menor medida a través del móvil. Pagan 52 euros por cada una de ellas y lo hacen para acudir a conciertos y no tanto a festivales, que atraen más a los hombres. Hay que recordar, de todas formas, que el estudio se refiere a quien realiza la compra de las entradas y no a quien efectivamente va a los recintos.

Como sucede con las aerolíneas cuando se compra un billete de avión al que se pueden agregar gastos al elegir asiento o facturación de maleta, los promotores se han dado cuenta de que segmentar las entradas puede reportar mayores ingresos porque no es lo mismo ver un concierto en primera fila sentado que de pie en un lateral del recinto. Es por ello, que la web ha detectado un aumento significativo en los precios. El gasto medio en los conciertos ha aumentado un 34% durante el pasado año.

Las ventas se concentran durante los tres últimos mes del año y se disparan en diciembre, por lo que quienes han redactado el informe coligen que las entradas se han convertido en un regalo navideño más, aunque haya que esperar meses para poder disfrutar de la música.

El pop español y la música latina parecen seducir más, entre quien compra, a las mujeres mientras que atrae más a los hombres el Heavy Metal y el Rock Adulto. Este último ha experimentado un alza de precios muy grande mientras ha bajado la entrada de los conciertos de pop adolescente español.

Son datos de compra que controla la web más poderosa del negocio que reconoce que quienes adquieren entradas en la reventa asumen un riesgo. Lo confiesa Eugeni Calsamiglia, que es el Consejero Delegado de Ticketmaster España que no quiere pronunciarse sobre la actividad de reventa del portal Seatwave que pertenece a la matriz de la multinacional y que ha decidido su cierre ante las protestas de consumidores por su actividad especulativa.

A cambio del cierre, pondrá en marcha en todo el mundo, también en España a partir del primer trimestre del año que viene una plataforma para que los particulares puedan comprar y vender las entradas que no vaya a utilizar por el mismo precio original (o más bajo) más una comisión de gestión.

Estos datos de compra de entradas se conocen al tiempo que los productores musicales españoles señalan que el consumo digital de música ha supuesto durante el primer semestre del año el 73'5% de los ingresos del sector que alcanzaron los 107'6 millones de euros. Ello supone un verdadero abismo respecto al mercado físico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?