Dolores O'Riordan se ahogó en la bañera cuando estaba ebria

  • La muerte de O'Riordan, cantante de The Cranberries fue un "trágico accidente"
  • Nueve meses después de su desaparición, se han expuesto los resultados de la autopsia en la vista oral forense en Londres

()

Dolores O'Riordan, la voz del grupo 'The Cranberries', falleció como consecuencia de una intoxicación alcohólica, según han expuesto los médicos forenses que han estado investigando la muerte de la cantante irlandesa en la vista oral celebrada esta mañana en la Corte Forense de Westminster. O'Riordan fue encontrado sin vida en la bañera de su habitación en el hotel Park Lane Hilton de Londres el pasado 15 de enero. Los resultados de la autopsia se han publicado nueve meses después.

"Encontré a la señora O'Riordan sumergida en la bañera con la nariz y la boca bajo el agua", atestiguó Natalie Smart, la agente de policía que llegó primero a la escena. En su cuerpo no había heridas ni signos de haberse autolesionado. En el suelo había desperdigadas cinco botellitas de minibar vacías, una botella de champagne y cajas de las pastillas con las que se medicaba. No dejó ninguna nota de despedida, como sí que hizo unos meses atrás, sin llegar a completarla porque cayó inconsciente.

Su nivel alcohol en la sangre era de 330 gramos por 100 mililitros de sangre, cuatro veces más que el límite legal para conducir, según informe toxicológico. "No hay evidencias que indiquen que no fue un accidente, no hubo intención y parece ser sólo un trágico accidente", ha concluido la doctora Shirley Radcliffe, la forense. El doctor Seamus Ceallaigh, el psiquiatra la trataba, explicó a la corte que la artista sufría un desorden bipolar pero que estaba respondiendo bien al tratamiento y que pasaba de épocas abstemias a otras de excesos.

Los investigadores expusieron que O'Riordan llegó al hotel por la noche, llamó al servicio de habitaciones alrededor de la medianoche y está registrado que abrió el minibar a las 2 de la madrugada y que llamó a su madre a las 3. La hora de la muerte fue a las 9.16 de la mañana. La madre de la cantante, su hermano y su cuñada asistieron también a la vista, que ha coincidido con el día que O'Riordan habría cumplido 47 años. Sus antiguos compañeros de 'The Cranberries', han publicado un comunicado en el cual, reconocían que aún estaban tratando de asimilar su desaparición y que "Dolores vivirá eternamente en su música".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?