Florencia multa con hasta 500 euros a las personas que beban y coman por la calle

El alcalde dice que quiere combatir a los turistas maleducados que no se preocupan por recoger la basura que generan

Iglesia de la Santa Croce, en Florencia. /

Comer un helado por las calles de la ciudad italiana de Florencia tendrá sanción. El Ayuntamiento va a multar con hasta 500 euros a las personas que beban y coman en el casco antiguo. El alcalde de la ciudad se ha defendido y asegura que no es una medida recaudatoria, sino una ordenanza municipal que tiene un doble objetivo. 

Por un lado, quiere combatir a los turistas maleducados, que según el alcalde, no se preocupan por recoger la basura que generan al comer y beber en la calle. Por otro,  incentivar el consumo en bares y restaurantes. Los comerciantes dicen que es imposible que la responsabilidad caiga sobre ellos. El Ayuntamiento les ha obligado a colgar carteles en inglés e italiano advirtiendo de las multas por comer en la calle. Las sanciones van desde los 150 a los 500 euros.

Florencia, ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1982, quiere que sus calles renancentistas queden libre de comida basura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?