Partido a partido en el nuevo año judicial

El año judicial se inicia cargado de tensión y con muchos frentes abiertos que los responsables políticos y judiciales prefieren abordar 'partido a partido', como en el fútbol

Partido a partido en el nuevo año judicial /

A los males endémicos de la Justicia (despolitización, independencia o retrasos) hay que añadir la llegada de una etapa intensa de debates parlamentarios con el fondo de togas sobre la Ley Mordaza, la exhumación de Franco o la Justicia Universal. Los casos de corrupción política todavía pendientes de juicio como la Gürtel o el caso Púnica se podrán sustanciar durante los próximos once meses pero el verdadero desafío para la Justicia sigue siendo el procès.

"El independentismo mira de reojo a los tribunales mientras hace política porque saben que aquí no hay quien paralice los procesos abiertos", reconoce un miembro de la Fiscalía conocedor de los procedimientos. De nuevo el procès va a mantener la atención de los tribunales en varios frentes: en el Tribunal Supremo con el juicio a los independentistas encarcelados y otros a finales de año. También será noticiosa la brecha jurisdiccional abierta en Bruselas por la investigación contra el juez Llarena, que ya ha consolidado la internacionalización del conflicto hasta el punto de obligar a pronunciarse al Tribunal De Justicia de la Unión Europea.

Otra de las trincheras donde se perpetúan los recursos es en el Constitucional, pendiente de resolver decenas de leyes suspendidas por contribuir a la ruptura unilateral contra el Estado.

Otras asignaturas del año

La lista es interminable pero entre los asuntos más destacados figuran la exhumación de Franco, recuperar el derecho de acceso universal a la Justicia o la derogación de la Ley Mordaza, todas ellas serán pruebas fuego para la nueva temporada.

Reforma de leyes

En el plano legislativo el Gobierno tendrá que estudiar si modifica leyes como la de Enjuiciamiento Criminal, que estableció plazos para la instrucción de las causas penales, o la del Consejo General del Poder Judicial, que en 2003 lo convirtió en un órgano casi administrativo y motivó el recurso del PSOE ante el Tribunal Constitucional.

El nuevo Ejecutivo asume el reto también de poner en marcha la despolitización de la Justicia, con un nuevo sistema de elección de vocales del CGPJ, la supresión de la figura del magistrado autonómico, la regulación de las puertas giratorias o la propia elección del fiscal general del Estado.

El debate sobre la Ley de Seguridad Ciudadana –conocida como ley mordaza–ocupara otra vez la atención ante una previsible derogación que nos haría volver a la vigencia de la anterior ley del año 92".

Asociaciones judiciales

La despolitización de la Justicia, la independencia de los fiscales o la renovación de los cargos del  CGPJ se presentan como asignaturas pendientes en las que tendrán mucho que decir las asociaciones judiciales que siguen reclamando un mayor número de jueces y fiscales, más medios y una cobertura nacional de las conexiones informáticas con toda urgencia.

La Ministra de Justicia hace solo unos meses cuando era vocal del Consejo Fiscal, recorrió numerosas fiscalías por toda España donde se percató de las preocupaciones y dificultades de los aproximadamente 2.500 fiscales que componen el Ministerio Público. La independencia de la Fiscalía, su autonomía económica y los medios para su desarrollo tecnológico siguen siendo retos a desarrollar por el nuevo inquilino del Palacio de Parcent.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?