El suculento premio de la NASA a quien logre convertir el CO2 en azúcar

La institución explica que la glucosa sería un útil combustible para los "bioreactores"

El plan para colonizar Marte. /

La NASA ha dado a conocer, a través de su página web, que recompensará con un premio de hasta un millón de dólares a quien sea capaz de convertir el CO2 en glucosa. Dado que el dióxido de carbono es el componente principal de la atmósfera de Marte (hasta un 95% de la misma), la institución busca a alguien que sea capaz de sacar provecho a este elemento de cara a futuras misiones espaciales que colonizasen el planeta rojo.

Durante los últimos años, tanto Curiosity como Opportunity, los rover que exploran Marte en busca de información sobre Marte, han demostrado que el dióxido de carbono es el componente principal de la atmósfera del planeta rojo. De hecho, el instrumento Mars Climate Sounder, que pertenece a la sonda MRO, revelaba que se llegan a producir grandes nevadas de dióxido de carbono en los polos. Por esa misma razón, la institución ha decidido darle una nueva salida a este componente.

Recursos locales para colonizar Marte

El director del programa Centennial Challenges de la NASA, Monsi Roman, ha explicado que los astronautas deberán utilizar recursos locales cuando comiencen a explorar Marte: "Permitir la vida humana sostenida en otro planeta requerirá una gran cantidad de recursos y no podemos traer todo lo que necesitaremos. Tenemos que ser creativos".

Un avance que no solo ayudaría a desarrollar la vida en Marte, sino aplicar este a avanzar en el campo emergente de la tecnología de biofabricación en la Tierra: "Si podemos transformar un recurso existente y abundante como el dióxido de carbono en una variedad de productos útiles, las aplicaciones espaciales y terrestres son infinitas".

Las claves del concurso

Por lo tanto, Roman considera que se podía utilizar la glucosa, rica en energía, como combustible para futuros "bioreactores". De hecho, asegura que gracias a este avance, la NASA liberar espacio de carga de sus naves espaciales para otro tipo de suministros necesarios momentos críticos. Por esa misma razón, la institución ha decidido premiar a quien dé con la solución con un millón de dólares.

Todas aquellas personas que quieran participar en el concurso deberán enviar todos los detalles de su sistema antes de abril de 2019. Sin embargo, las bases del concurso determinan que tan solo los ciudadanos y residentes en Estados Unidos pueden participar en él. No obstante, la NASA también permite participar a aquellos investigadores extranjeros que participen como miembros de un equipo estadounidense.

Tras recibir las diferentes candidaturas, la NASA escogerá un total de cinco finalistas, quienes recibirán un montante económico de 50.000 dólares. A continuación, en la segunda fase del concurso, los seleccionados deberán construir y demostrar el sistema de conversión. Por último, la idea que resulte vencedora se llevará los 750.000 dólares restantes del premio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?