España se luce con una escandalosa goleada a Croacia

La selección española endosa la mayor goleada de la historia de Croacia como selección con goles de Saúl, Asensio (2), Rodrigo, Ramos e Isco

Asensio y Ramos celebran uno de los goles del balear / ()

Segundo partido de la era Luis Enrique y segunda victoria. ¡Y qué victoria! Un 6-0 escandaloso a un rival que no era un cualquiera. Le tocó a España esta vez enfrentarse en esta nueva Liga de las Naciones a ni más ni menos que la finalista del Mundial, Croacia.

FICHA TÉCNICA:

España: De Gea; Carvajal (Azpilicueta, min.75), Nacho, Ramos, Gayá; Busquets (Rodri, min.59), Saúl (Thiago, min.65), Ceballos; Isco, Asensio y Rodrigo.

Croacia: Kalinic; Vrsaljko (Rog, min.20), Mitrovic, Vida, Pivaric; Rakitic, Brozovic (Pjaca, min.62); Kovacic, Modric, Perisic; y Santini (Livaja, min.71).

--Goles:

1 - 0, min.23, Saúl.

2 - 0, min.33, Asensio.

3 - 0, min.35, Kalinic, en propia meta.

4 - 0, min.49, Rodrigo.

5 - 0, min.57, Sergio Ramos.

6 - 0, min.70, Isco.

--Árbitro: Benoit Bastien (FRA). Amonestó con tarjeta amarilla a Santini (min.12) y Brozovic (min.39) en Croacia.

--Estadio: Martínez Valero. 33.732 espectadores. Lleno.

A los Modric, Rakitic y demás les sobró más de metido partido. Porque a falta de diez minutos para el descanso el marcador ya lucía un 3-0. Y eso que los croatas tuvieron hasta tres ocasiones de gol antes de la tempestad española en forma de goles que se desencadenó pasados los veinte minutos. A los cinco minutos la tuvo Rakitic. A los ocho, Mitrovic y a los 15, Santini.

Pero España, acertada como en pocas veces, marcó el primero en el minuto 24. A la media hora de partido el segundo y tres minutos más tarde el tercero. Fin de un partido en el que Croacia, sin noticias de Modric, ya deambulaba por el cambio.

Inauguró el marcador de Martínez Valero precisamente Saúl. El centrocampista del Atlético, con hasta cuatro tatuajes que tienen que ver con la ciudad de Elche en su cuerpo, firmó con un testarazo el primero de España. Llegó después de una jugada que bien puede retratar la idea que Luis Enrique tiene en mente. Había insistido hasta entonces la Roja por las bandas y fue por el carril derecho donde encontró la solución. Un centro sublime de Carvajal al primer palo lo remató Saúl, que también hizo diana frente a Inglaterra.

Asensio celebra el gol de Isco abrazando al malagueño / Denis Doyle (Getty Images)

El segundo y el tercero los marcó Marco Asensio. Ambos con esa pierna izquierda que a Zidane le recordó a la de, ni más ni menos, que a Messi. El madridista, una de las novedades de Luis Enrique en el once junto a Gayà y Ceballos -también brillantes esta vez-, no había aparecido hasta entonces. 

Pero en tres minutos puso la última puntilla al ataúd de Croacia con dos latigazos. El primero fue con un remate lejísimos que pilló un poco descolocado a Kalinic. El portero no tuvo tampoco suerte en el segundo de Asensio porque que realmente lo metió él él mismo con la espalda. El tiro del madridista se estampó en el palo derecho de la portería croata, dio en la espalda de Kalinic y cayó dentro.

Así se fueron a los vestuarios. España, con un botín bastante mayor de lo que el campo se había visto. Y Croacia, con una depresión de caballo.

Luis Enrique da indicaciones a los suyos en el Martínez Valero / Morell (EFE)

La segunda mitad fue más de lo mismo. Porque con Croacia totalmente noqueada, que no optó siquiera por el juego bravo que exhibió al final del primer acto, cayeron otros tres. El cuarto lo firmó Rodrigo. El quinto Ramos y el sexto Isco. El tanto del valencianista llegó en una jugada de contragolpe. El del capitán, a balón parado después de un saque desde la esquina de Isco. Y el del malagueño después de una jugada mascada.

Goles de todo tipo y color en una España con diente que poco tiene que ver con la que en el Mundial movía de un lado a otro el balón sin saber qué hacer con él. Tampoco se pareció en absoluto esta Croacia a la de Rusia. Sufrió, de hecho, este martes en el Martínez Valero la goleada más sonrojante de la historia de su Selección. Porque jamás antes recibió seis goles.

España concluye esta primera parada de Luis Enrique exhibiendo no sólo mordiente sino un dominio de juego que hace ser optimista a lo que está por venir en la Roja. 

Los goles del partido:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?