Las nuevas caras que transmiten ilusión en la Selección

Luis Enrique ha realizado algunas variaciones en el once y estas no han podido sentar mejor al equipo nacional

Marco Asensio y Dani Ceballos celebran un gol ante Croacia / ()

El arranque de la 'era Luis Enrique' al frente de la selección española de fútbol ha sido inmejorable. Y no es un calificativo utilizado como algo casual, realmente lo demostrado ante Inglaterra y Croacia ha sido espectacular.

Manu Carreño: Lo que de verdad ha cambiado en la Selección, además de Luis Enrique

El director de El Larguero da, la que según él, es la clave del gran nivel del equipo español en estos dos partidos, sumada a la gestión de Luis Enrique

En estos dos encuentros el técnico asturiano ha dejado claro que el juego de toque seguirá perteneciendo al estilo de la Selección, pero que no debe ser una prioridad absoluta para el equipo.

La presión alta, el robo de balón y la verticalidad son tres factores que el equipo nacional ha explotado ante sus dos rivales de la UEFA Nations League con una imagen extraordinaria.

Y esas cualidades han llegado gracias, entre otras cosas, a los jugadores que quieren ser importantes en España merced al atrevimiento de Luis Enrique al situarlos sobre el terreno de juego. 

Saúl Ñíguez. El mediocentro del Atlético de Madrid ha sido, con permiso de Asensio, el nombre propio de estos dos partidos. Dos goles en dos partidos, las dos veces abriendo el marcador español y con una jerarquía tremenda, como si llevase 70 partidos con la Selección. Basta con decir que todos los hinchas españoles se enfadaban al recordar que no jugó un sólo minuto en el Mundial para dejar claro que sus dos partidos han sido de un nivel excelente.

Marco Asensio. Fue suplente ante Inglaterra pero en su primera titularidad con Luis Enrique ante Croacia dio toda una exhibición. Dos goles (uno con ayuda del portero) y tres asistencias para liderar la mayor goleada cosechada jamás por los croatas. El nuevo estilo de Luis Enrique le viene como anillo al dedo y si está inspirado puede marcar una época con 'La Roja'.

Rodrigo Moreno. La ausencia de Diego Costa por motivos personales le ha abierto las puertas de la titularidad con Luis Enrique. Ya sea junto a Iago Aspas o él sólo, Rodrigo ha demostrado estar a la altura del ariete titular de la Selección. Sus minutos en la prórroga ante Rusia en el Mundial ya dejaron claro que está para algo más que para ser suplente. Cuando el delantero de Lagarto regrese Luis Enrique tendrá un gran dilema, pues Rodrigo no se lo ha puesto nada fácil.

Nacho. Con Piqué fuera Luis Enrique tenía que apostar por un nuevo compañero de zaga para el capitán Sergio Ramos. Si alguien tenía dudas sobre quién iba a ser el elegido el técnico asturiano las ha disipado bien pronto: dos partidos, dos titularidades para el madridista. Su solvencia en defensa es su mejor respuesta a todos aquellos a los que no les convencía su titularidad.

Marcos Alonso/Gayá. Sin Jordi Alba, lateral izquierdo titular desde 2012 con la Selección, Luis Enrique debía probar con un jugador completamente nuevo para el equipo en esa demarcación. De momento más que problemas el ex técnico del Barça ha encontrado soluciones. Tanto el del Chelsea como el del Valencia han rendido a muy buen nivel y ambos han demostrado que pueden hacerse con el puesto de titular.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?