Antonio Garamendi se consolida como el candidato único para dirigir CEOE

El actual líder de CEPYME ha recabado el apoyo unánime de las grandes patronales sectoriales y territoriales

()

La Junta Directiva de CEOE, reunida este miércoles ha fijado las elecciones para suceder al actual presidente, Joan Rosell, el día 21 de noviembre, y además ha sido el escenario en el que ha oficializado su candidatura el mejor situado para hacerse con la gran patronal: Antonio Garamendi, actual presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa (CEPYME) y vicepresidente de CEOE. Y que es la persona con más posibilidades para hacerse con la dirección lo ha evidenciado el apoyo unánime a su proyecto que ha recibido de las principales patronales territoriales y sectoriales en la propia reunión de la Junta, según fuentes presentes en el encuentro.

A la vista de estos apoyos, estas mismas fuentes ven muy difícil que se presente un candidato alternativo, aunque técnicamente hay plazo para hacerlo hasta una semana antes de las votaciones, es decir, hasta el 14 de noviembre. El único dirigente empresarial que barajó rivalizar con Garamendi, el actual presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellá, ha renunciado a hacerlo después de que no lograse recabar el apoyo de su propia organización para lanzar su candidatura.

La Junta Directiva ha realizado también un balance positivo de los dos mandatos de Joan Rosell al frente de la patronal, al que le han reconocido una actuación “responsable” en un momento “muy difícil para la economía”, según estas fuentes. También se le ha agradecido su labor en la mejora del funcionamiento interno de la organización.

El nuevo líder de la patronal tendrá que hacer frente a diferentes retos, internos y externos: Además de la desaceleración económica, tiene pendiente devolver a la CEOE el perfil y el prestigio perdidos durante la crisis en favor de las grandes empresas (que crearon el Consejo Empresarial de la Competitividad, recientemente disuelto, para tratar directamente con el Gobierno), las organizaciones de autónomos, la Cámara de Comercio de España y el Círculo de Empresarios. Internamente, el nuevo presidente tendrá que buscar un equilibrio entre las grandes empresas, a las que se dio entrada directamente como socias en CEOE para conseguir recursos durante la crisis, y las tradicionales patronales sectoriales, que muchas veces mantienen intereses contrapuestos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?