Discurso del Estado de la Unión Europea

Juncker: "El nacionalismo nunca resuelve problemas, sólo los crea"

Jean Claude Juncker, que dejará su cargo tras las elecciones de mayo de 2019, se despide del Parlamento con un discurso sobre el Estado de la UE en el que ha puesto especial énfasis en la necesidad de reformar la política de migración y asilo comunitaria. Sin mencionar explícitamente a Hungría, ha advertido contra el auge de movimientos ultras: "No a los nacionalistas que detestan al diferente, que solo buscan culpables en vez de buscar soluciones que nos permitan vivir mejor juntos"

El presidente de la comisión, Jean-Claude Juncker, en un momento de su discurso sobre el Estado de la Unión europea / ()

El todavía presidente de la Comisión Europea ha repasado los asuntos que desde su punto de vista exigen más trabajo para conseguir una Europa mejor y ha insistido en la importancia de mantener la unidad para consolidar a la Unión como un actor global de peso en el mundo. Este es un resumen de las principales ideas propuestas por Juncker.

Migración

La Comisión propone fortalecer el control de las fronteras exteriores con 10.000 guardias adicionales para el año 2020, intensificar la colaboración de funcionarios europeos con los Estados miembros para la tramitación de solicitudes de asilo y acelerar el retorno de los inmigrantes que no tienen derecho a permanecer en la UE. El camino pasa por crear vías legales de acceso porque Europa necesita inmigrantes “cualificados”.

Nacionalismo

El auge de movimientos nacionalistas ha sido una de las referencias constantes de su discurso. “El patriotismo es una virtud, la cerrazón nacionalista es un veneno”, ha dicho. Juncker ha recordado que los padres fundadores de la UE "todavía conocieron el horror de la guerra" y que el mayor hito del proyecto europeo es la paz, antes de fijar la vista en las próximas elecciones: “Creo que la razón de la UE prevalecerá y aquellos que quieren garantizar la paz y la prosperidad se opondrán a los populistas" en las elecciones al Parlamento Europeo del año que viene

Elecciones europeas 2019

Juncker confía en que la cita electoral del próximo mes de mayo sea algo histórico. Para las siguientes, en 2024, insiste en la creación de listas trasnacionales, opción que la Eurocámara de momento rechaza, y para esta confía en ver cómo los ciudadanos europeos rechazan el “enfermizo nacionalismo” y abrazan el “patriotismo ilustrado”. El patriotismo nacional no excluye el europeo, ha explicado: “Amar Europa es amar sus naciones; y a amar a tu nación es amar a Europa”.

A la hora de votar, a los europeos “no les entusiasmará la buena voluntad de la Comisión”, ha reflexionado, sino propuestas concretas como “que las empresas paguen impuestos donde obtienen beneficios” o que la Unión aprueba “una ley para prohibir los plásticos y proteger nuestro mar”.

Brexit

“La Comisión, este Parlamento y los 26 Estados miembros siempre serán solidarios con Irlanda en todo lo que tenga que ver con la frontera”, ha asegurado Juncker, un asunto cuya responsabilidad no es de la Unión: “Es el brexit el que pone en riesgo que la frontera con Irlanda del Norte sea más visible”.

Tras recordar al Reino Unido que no se pueden mantener los mismos privilegios que siendo Estado miembro, el presidente ha dejado la puerta abierta a una futura relación especial: “Reino Unido nunca será para nosotros un tercer Estado más, siempre será un vecino cercano y socio en asuntos políticos, económicos y de seguridad”.

Euro

Juncker ha anunciado que la Comisión presentará antes de fin de año propuestas para reforzar el papel del euro frente al dólar estadounidense en los mercados internacionales. El político de Luxemburgo citó como un ejemplo "aberrante" que Europa pague el 80 % de su factura energética en dólares cuando solo el 2 % de la energía que importamos proceden de Estados Unidos.

El camino para dar mayor protagonismo y fortaleza a la moneda europea pasa, según ha planteado, por profundizar en la Unión Económica y Monetaria.

Otros asuntos

Sobre la posible guerra comercial con EEUU, Juncker recordó su encuentro con Trump y enfatizó que “cuando la UE actúa unida, es una fuerza a tener en cuenta”.

Asoció el futuro de Europa al de África, “continente hermano, que no necesita nuestra caridad, sino acuerdos justos y verdaderos, como Europa necesita su colaboración”.

En cuanto a las amenazas en los campos de Seguridad y Defensa, Juncker se comprometió a “seguir trabajando día y noche en los próximos meses para ver que el proyecto de Defensa Común Europeo está completamente operativo”, y se fijó como objetivo que la Unión Europea logre eliminar la propaganda terrorista de internet en el plazo de una hora.

El presidente no quiso terminar sus palabras sin una referencia a la libertad de prensa, “un asunto sacrosanto en Europa. Demasiado a menudo nuestros periodistas son intimidados, atacados o incluso asesinados. Hay que hacer más para proteger nuestra democracia”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?