Caso Llarena

La Fiscalía, contraria a investigar al juez belga que admitió la demanda contra Llarena

La fiscalía de la Audiencia Nacional se opondrá a la admisión a trámite de dos querellas presentadas por el partido Vox y la asociación de juristas Movimiento 24DOS contra la juez Anne Dessy del Tribunal de Primera Instancia Francófono de Bruselas que investiga la demanda civil contra el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena

Fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional han explicado que las razones para oponerse se basan en los mismos argumentos por los que España ahora mismo está tratando de evitar que un juez belga investigue a nuestros tribunales. “Si nos estamos oponiendo a que Bélgica asuma nuestra jurisdicción, cómo vamos a aceptar interferir nosotros en la suya”, matizan estas fuentes.

La falta de jurisdicción o de competencia para investigar las dos denuncias será el argumento principal que empleara la Fiscalía en los dos informes que está elaborando para entregar a la jueza Carmen Lamela, encargada de decidir si admite a tramite las querellas.

Las querellas se presentan además contra el expresidente catalán Carles Puigdemont, el abogado de éste Gonzalo Boye, los cuatro exconsejeros huidos y la traductora de la demanda que presentaron.

Vox atribuye al juez belga la comisión de presuntos delitos de rebelión, sedición y contra la independencia de España, en calidad de cómplice. Según los letrados del partido la Audiencia Nacional es quien debe investigar “por ser el competente con arreglo a lo dispuesto en el artículo 23.3, al relatarse hechos presuntamente constitutivos de los delitos contra la paz e independencia del Estado español cometidos desde el territorio nacional belga, de los que sería responsable el juez querellado como autor, y de los delitos de rebelión, o en su caso, sedición, de los que sería responsable como cómplice“.

Por su parte, los letrados del Movimiento24Dos consideran que los querellados habrían cometido cuatro delitos: prevaricación judicial, usurpación de funciones, falso testimonio y falsedad documental. La querella arranca afirmando que la demanda contra el juez que ha investigado el 1-O busca «quebrantar la jurisdicción española, amedrentar al magistrado [....] y perjudicar el desarrollo de la causa».

La vista para decidir si Bélgica asume la investigación contra el juez Llarena se ha aplazado hasta el 25 de septiembre a petición del abogado de Llarena para poder estudiar la doble estrategia de defensa, por una parte la jurisdicción exclusiva de nuestro país y, por otro, las manifestaciones de Llarena.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?