Casado oculta sus trabajos

  • El líder del PP solo se los entregará a la Justicia si esta se los reclama
  • Ha presentado un escrito de alegaciones ante el Supremo para defenderse de los delitos que le acusan
  • El equipo de Casado está convencido de que no será imputado "bajo ningún concepto"

El presidente del PP, Pablo Casado y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en los pasillos del Congreso. / ()

En Génova dicen que Pablo Casado no va a enseñar sus cuatro trabajos a los medios de comunicación. Señalan que no tiene ninguna obligación de hacerlo y recuerdan que ya estuvo reunido durante horas con sesenta periodistas. Aunque estos no tuvieron ocasión de repasar con lupa el contenido. El presidente del PP solo los entregará a la Justicia si se abre una investigación y lógicamente se los reclaman. Así que aunque él pide que no haya la más mínima sombra de sospecha, la realidad es que los oculta a la opinión pública.

Pero los suyos explican que lo hace por tres razones. Primero, porque no quiere “fomentar el cotilleo de si son buenos o malos“. Segundo, porque no desea que “algunos sigan estirando el chicle para perjudicar al PP”. Y, tercero, porque consideran que se han excedido en dar explicaciones y se les ha vuelto en contra. Les parece que la jueza madrileña se ha servido de todos los detalles para elevar su exposición razonada ante el Supremo.

Además, Casado ha decidido demostrar su inocencia. Por eso, sus abogados han enviado un escrito de alegaciones al Alto Tribunal. Sin que nadie se lo haya pedido. Por voluntad propia, con el fin de defenderse dando su versión de los hechos.

En este documento, el PP trata de desmontar los delitos de los que se le acusa. Por un lado, cohecho impropio que, según él, está prescrito y sería una multa mínima. Por otro, prevaricación administrativa. Algo que niegan que existieraen la matriculación, la solicitud de convalidaciones o al exhibir el titulo en la web del Congreso.

Además, el presidente de los conservadores siempre destaca que él no tenía ninguna vinculación con el Instituto de Derecho Público y también que, por aquella época, era un simple diputado autonómico. El número 40 de una lista de 67 nombres que estaban en la Asamblea de Madrid. De modo que era un desconocido del que poco iban a poder sacar.

En definitiva, su equipo está convencido de que no será imputado “bajo ningún concepto”. De modo que, en breve, esperan poder pasar página y centrarse de una vez por todas en la labor de oposición sin que Ciudadanos tenga munición.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?