La principal preocupación de los bomberos de Bangkok tras tres meses sin avisos de incendio

Los avisos relacionados con serpientes superan a los de incendios

Además de acabar con el fuego, los bomberos también tienen que hacer frente a diversas emergencias causadas por la naturaleza. Desde terremotos o inundaciones hasta accidentes, rescates o manipulación y transporte de elementos peligrosos. Una serie de labores que, por lo tanto, mantienen a estos trabajadores activos las 24 horas del día.

Sin embargo, un departamento de bomberos situado al norte de Bangkok reconoce que desde el pasado mes de junio nadie ha llamado para sofocar un incendio. No obstante, aseguran que trabajan a destajo. Según cuenta Suraphong Suepchai, un bombero de 46 años que trabaja en el distrito Lat Yao de la capital tailandesa, el departamento cuenta con una línea directa 24 horas para capturar serpientes.

El principal problema de Bangkok

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la capital tailandesa es la plaga que suponen estos reptiles. Sobre todo tras la temporada de lluvias, después de que nazcan nuevas crías. Según datos de 2016, los bomberos en Bangkok eliminaban aproximadamente 29.000 serpientes de casas particulares. A pesar de ello, según cifras del Ministerio de Salud de ese mismo año, estos animales llegaron a picar a más de 1.700 personas en toda Tailandia. Por suerte, no ha habido que lamentar ninguna víctima mortal por estos animales.

Animales que se dejan ver tanto en los parques como en los canales de agua y en las escuelas. A pesar de que pueden llegar a ser muy peligrosas (algunas pueden incluso matar de un solo mordisco) no todas las zonas cuentan con los servicios médicos necesarios que contengan el antídoto para revertir la picadura del reptil. Por esa misma razón, estos bomberos trabajan a destajo para hacer frente a una plaga cada vez mayor.

Clases para hacer frente a las serpientes

El problema llega cuando las serpientes entran en los hogares, especialmente en aquellos en los que haya ratas. Con el objetivo de ayudar a los habitantes a hacer frente a este animal, el departamento de bomberos de la ciudad realiza varias sesiones mediante las que se instruye a todo aquel que esté interesado para que sepa cómo debe actuar ante estas situaciones. 

En esta sesiones, los vecinos tratan de someter a una serpiente de jardín inofensiva. Para ello disponen de unos guantes gruesos que les protege ante un posible mordisco. Gracias a ello, los habitantes descubren que estos animales "no son tan peligrosos" como pensaban, tal y como explica Kanoksak Preechakorn: "Ahora que conozco las técnicas de captura, no necesitamos matarlas". Por lo tanto, y mientras no se produzca ningún incendio, la prioridad de este departamento gira en torno a las serpientes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?