Casado considera ahora "irrelevantes" los trabajos que nunca dejó consultar

La evolución del líder del PP: de poner en valor sus trabajos, entre ellos el más voluminoso, el trabajo de final de itinerario, equivalente al actual TFM, a negar que realizara un trabajo final

El presidente del PP, Pablo Casado, atiende a los medios de comunicación, antes del encuentro que ha mantenido en Santa Cruz de Tenerife /

El pasado 10 de abril Pablo Casado convocó a la prensa en Génova para enseñarle la portada de los cuatro trabajos con los que supuestamente consiguió el Máster en Derecho autonómico y local.

Estaban los cuatro perfectamente encuadernados, con su tapa de plástico, su título, el nombre del alumno, pero no se pudieron consultar. Los trabajos estuvieron encima de la mesa mientras duró el encuentro pero no los repartió entre los periodistas para que los pudieran ojear. Tampoco dejó ni fotocopiarlos, ni fotografiar su interior. Sólo la portada.

Las portadas de los cuatro trabajos que enseño Pablo Casado / CADENA SER

Entre esos trabajos había uno más voluminoso de 55 páginas que él llamó trabajo final de itinerario. Ese sería el equivalente al actual Trabajo Fin de Máster. Es verdad que en la época en la que Casado hizo el máster no se llamaba así, ni era exactamente lo mismo, pero sí que era el trabajo más importante de todo el máster y el que daba más créditos, 12 en total. En su caso es más de la mitad de todo lo que cursó porque con lo que le convalidaron -18 de las 22 asignaturas- sólo se matriculó de 20 créditos.

Después de aquella reunión - que se hizo sin micrófonos y sin cámaras - Casado bajó a la sala de prensa de la sede del PP y se mostró orgulloso de sus trabajos de máster en rueda de prensa. “Son trabajos de investigación, yo creo que importantes, incluso alguno de actualidad porque hace referencia a la distribución competencial incluso la aplicación constitucional dentro de la lealtad de esas distribuciones. Uno curiosamente hace referencia a una sentencia que no se había producido del Estatut diciendo que estábamos a la espera. Insisto, no soy ejemplo de nada, pero me gusta mantener el prestigio profesional, ni más ni menos”, dijo.

Este viernes, sin embargo, les ha quitado importancia. Ha alegado que él lleva cinco meses dando todo tipo de explicaciones sobre cómo aprobó las asignaturas de su máster, cuando, desde su punto de vista, su caso no es comparable con otros, porque en el suyo "no hay ni tesis, ni tesina ni TFM (trabajo de fin de máster)", sino solo asignaturas "irrelevantes para cualquier mérito académico o ejercicio profesional". El líder popular niega ahora que realizara un trabajo final –de itinerario, en su caso- y sigue sin facilitar el contenido del mismo despejar las dudas. Casado dice que solo los entregará a la Justicia si se abre una investigación y lógicamente se los reclaman. Así que aunque él pide que no haya la más mínima sombra de sospecha, la realidad es que los oculta a la opinión pública.

Los suyos explican que lo hace por tres razones. Primero, porque no quiere “fomentar el cotilleo de si son buenos o malos“. Segundo, porque no desea que “algunos sigan estirando el chicle para perjudicar al PP”. Y, tercero, porque consideran que se han excedido en dar explicaciones y se les ha vuelto en contra. Les parece que la jueza madrileña se ha servido de todos los detalles para elevar su exposición razonada ante el Supremo.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?