El secretario general del PP solicita publicar su tesis doctoral como Sánchez a riesgo de perder una patente

  • Actualmente, la tesis no está disponible pese a que la normativa vigente obliga a la publicación de estos trabajos en un "formato electrónico abierto"
  • García Egea ha confirmado que ya ha dado orden a la Universidad Politécnica de Cartagena de abrir el acceso a la tesis

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, contesta a las preguntas de los periodistas en los pasillos de Congreso / ()

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha decidido publicar su tesis doctoral para que esté disponible a todo el mundo, como la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pese a que en su caso implica perder la posibilidad de desarrollar una patente sobre robótica fruto de la investigación científica que llevó a cabo para el trabajo cúspide de sus estudios universitarios.

García Egea confirmó a Servimedia que ya ha dado orden a la Universidad Politécnica de Cartagena de abrir el acceso a la tesis doctoral que presentó el 2 de diciembre de 2015 bajo el título 'Análisis, decodificación y clasificación de la señal EEG en entornos tridimensionales', con la que obtuvo la calificación de sobresaliente cum laude.

Actualmente, la tesis no está disponible pese a que la normativa vigente obliga a la publicación de estos trabajos en un “formato electrónico abierto”, según indica la ley que regula las enseñanzas de doctorado, el Real Decreto 99/2011. Lo mismo sucedía con la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el miércoles afirmó en el Pleno del Congreso de los Diputados que su tesis doctoral podía consultarse en el registro oficial Teseo, lo cual no era cierto porque ahí sólo figuraba una ficha de su trabajo.

En el caso del 'número dos' del PP, su tesis doctoral tampoco puede leerse en la biblioteca de la Universidad Politécnica de Cartagena. Fuentes de este centro han asegurado a Servimedia que el motivo es que cuando se doctoró García Egea existía una normativa antigua que no obligaba a que fuera pública, pero lo cierto es que el real decreto que regula este aspecto entró en vigor el 11 de febrero de 2011 y para quienes ya se encontraban inmersos en estudios de doctorado se dió un plazo de apenas un año para someterse a esta condición. Por lo tanto, desde el 12 de febrero de 2012 existe obligación de publicar las tesis, salvo contadas excepciones.

Esta es precisamente la situación de García Egea, cuya decisión de manterla oculta hasta el momento tiene amparo en el artículo 14.6 de la legislación en vigor. Este texto establece que "en circunstancias excepcionales determinadas por la comisión académica del programa, como pueden ser, entre otras, la participación de empresas en el programa o Escuela, la existencia de convenios de confidencialidad con empresas o la posibilidad de generación de patentes que recaigan sobre el contenido de la tesis, las universidades habilitarán procedimientos para desarrollar los apartados 4 y 5 anteriores que aseguren la no publicidad de estos aspectos".

Tesis innovadora para robótica

El secretario general del PP elaboró su tesis doctoral sobre la tecnología Brain Computer Interface (BCI), basada en la monitorización, el análisis y la decodificación de las señales generadas por las distintas estructuras cerebrales bajo determinadas condiciones. Su hipótesis partía de la base de que era posible controlar sistemas software o hardware a partir de señales cerebrales, obtenidas mediante tecnicas no invasivas.

Los tres objetivos fundamentales de su tesis, a la que ha tenido acceso Servimedia, consistían en "desarrollar un sistema BCI basado en tecnologías no invasivas, capaz de decodificar la intencionalidad del sujeto a través de la determinación de trayectorias en entornos tridimensionales, demostrar que es posible obtener altas precisiones en la decodificación de la señal electroencefalográfica en sistemas BCI y desarrollar un nuevo modelo de BCI que permita añadir robustez y nuevas funcionalidades al modelo propuesto".

A lo largo de 206 páginas, la tesis doctoral expone el funcionamiento de la tecnología BCI y la generación de señales EEG, estudia su decodificación y clasificación en entornos tridimensionales e innova un nuevo sistema con la intención de "demostrar que es posible obtener altas precisiones en la decodificación de las señales cerebrales asociadas a movimientos voluntarios de las extremidades superiores del sujeto en entornos tridimensionales".

Los resultados de la investigación, fruto de la adaptación de algoritmos realizada por el diputado del PP para su experimento, demostraron "la viabilidad de decodificar las direcciones del movimiento de una extremidad superior hacia ocho objetivos dispuestos en el espacio tridimensional" mediante el uso de señales EEG "obtenidas de forma no invasiva" y que ofrecieron una precisión superior a otras técnicas invasivas.

En consecuencia, la utilidad del trabajo ayudaría a "desarrollar dispositivos robóticos de asistencia al movimiento" e incluso abriría la puerta al "desarrollo de sistemas robóticos controlados por el usuario a través de señales cerebrales" mediante la interacción directa entre un dispositivo EEG y las famosas GoogleGlass, según expone el propio autor.

El ahora secretario general del PP podría desarrollar una patente industrial a raíz de la investigación de su tesis doctoral y, según relató a Servimedia, por este motivo no había hecho público el trabajo. Sin embargo, sus actuales ocupaciones políticas le dejan sin tiempo para avanzar en ello y, por eso, ha decidido publicar en abierto la investigación pese a que supone que pueda ser aprovechada por empresas y otros investigadores, con la consiguiente pérdida de derechos económicos sobre futuros desarrollos en base a sus propios descubrimientos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?