Maroto pregunta a Sánchez si irá él a abrir la puerta a los políticos presos

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha aludido este domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha preguntado si el día de mañana será él mismo quien abra la puerta de la cárcel de los políticos presos del 'procés'

Maroto pregunta a Sánchez si mañana irá él mismo a abrir la puerta de la cárcel de los políticos presos / ATLAS

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha aludido este domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha preguntado si el día de mañana será él mismo quien abra la puerta de la cárcel de los políticos presos del 'procés'.

Así lo ha expresado en su intervención en la clausura del Día del Afiliado del PP de Aragón, que se ha celebrado este domingo en Zaragoza, y donde también ha pedido a Sánchez que aplique de nuevo el artículo 155 de la Constitución porque existe la mayoría en el Senado para apoyarlo "sin complejos".

Esta reacción se produce después de las declaraciones ayer de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, en las que se mostraba partidaria de que se indulte a los líderes independentistas, en caso de que sean condenados por el Tribunal Supremo y si así lo piden, y a las de hoy de la vicepresidenta Carmen Calvo, quien ha considerado que si el juicio a los líderes independentistas se retrasa mucho "no sería lógico alargar la prisión preventiva".

"Si ayer la delegada del Gobierno (en Cataluña) pedía los indultos para los políticos presos y hoy la vicepresidenta está diciendo que llevan ya demasiado tiempo en la cárcel, me pregunto: ¿Qué es lo que va a pasar mañana, señor Sánchez?, ¿que va a ir usted mismo a la puerta de la cárcel para abrirla?", ha planteado el diputado popular.

Maroto se ha mostrado "preocupado" por estas declaraciones por parte del Gobierno de Sánchez y ha insistido en que el Partido Popular defenderá la aplicación del 155 pero con "la duración que debe tener y haciendo lo que se tiene que hacer".

Y, por otro lado, ha dicho estar también "harto", como la mayoría de españoles, ha añadido, del "adoctrinamiento" en algunas aulas españolas. Una España, ha recalcado, "que también se llama Baleares, País Vasco, Comunidad Valenciana y Cataluña".

"Esa España donde existen aulas donde se adoctrina, donde existe un 'batiburrillo' de libros de texto que no hay padre que siga, donde los profesores se eligen con criterios distintos en función de donde están y donde se hace política de la pequeña para intentar construir un país diferente y romper el nuestro, que es el de todos", ha detallado.

En este sentido, ha manifestado la postura del PP, partidario de que si las competencias de educación que se ejercen en las Comunidades Autónomas "de forma desleal" reviertan al Estado.

"Y esto no significa que pueda afectar a Galicia o Castilla y León. Porque si uno tiene tres hijos y hay uno que es un jabato y se porta muy mal, tú no le quitas la paga a los tres, se la quitas al que se porta mal, y de esto estamos hablando", ha especificado el vicesecretario de Organización.

En su intervención, también ha hecho referencia a la política de inmigración del PP, que huye de "un discurso extremo", por un lado, y del "'buenismo' malentendido del otro", para defender "una inmigración legal, ordenada, vinculada al mercado de trabajo y respetuosa con las leyes y cultura occidental de la sociedad que les integra".

"Está el extremo de algunos partidos que surgen en Europa y que no compartimos y otro extremo de la izquierda acomplejada que es capaz en 100 días de decir, nosotros somos los que recibimos todos los barcos y algo así como 'papeles para todos' otra vez y a los 15 días decir que en la valla de Melilla, no en caliente sino en frío, hay que echarlos para atrás", ha manifestado.

Y, a su juicio, "cuando uno hace una cosa y la contraria" se producen "efectos", mientras que ha insistido en que el "efecto llamada no es una tontería" y ha manifestado que en los últimos meses entraron de reforma ilegal en España 23.000 personas.

Maroto recordado que su partido defiende la unidad del país "diverso pero unido" y ha apelado a la figura del líder popular, Pablo Casado, para "poner orden en una España que lo necesita".

En sus palabras, el de Casado es un proyecto "ganador" de centro derecha reunificada y para el que espera lograr el apoyo tanto de los que votan "con la cabeza" como de los que lo hacen "con el corazón y con las sensaciones".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?