El sorprendente ataque de una foca con un pulpo en la boca a un piragüista

El protagonista de la historia describe el suceso como un "evento absolutamente loco"

La foca golpea al piragüista con el pulpo. / YouTube

El pasado fin de semana, el neozelandés Kyle Mulinder y sus amigos se adentraban en aguas cercanas a Kaikoura, una ciudad situada en la Isla Sur de Nueva Zelanda, con el objetivo de practicar piragüismo. Una vez allí, y después de pasar varias horas navegando, los protagonistas de la historia decidieron tomarse un descanso para disfrutar de la fauna marina.

En declaraciones al diario 'New Zealand Herald', Mulinder explica que aprovecharon para coger algunas olas y disfrutar de algunos de los animales que les acompañaron durante su travesía. Desde lobos marinos hasta pájaros de todo tipo. Sin embargo, un protagonista inesperado convirtió la aventura de este grupo de amigos en uno de los momentos virales de la semana.

El ataque de la foca gigante

"Estábamos disfrutando de los lobos marinos y los pájaros hasta que vimos una foca gigante luchando contra un pulpo", explica Mulinder al medio local. A pesar de que el suceso se desarrollaba a varios medios de distancia, el protagonista de la historia reconoce que aparecieron a su lado en cuanto se despistó durante varios segundos.

A continuación, la foca emergió del agua y golpeó a Mulinder con el pulpo en la cara. Las focas son conocidas por comer pulpos. De hecho, soportan hasta siete kilos de comida al día. Sin embargo, para comérselo, primero suelen desmembrarlo, ya que los tentáculos se les pegan en la boca.

Tras unos desconcertantes segundos, el protagonista de la historia y sus amigos comienzan a reírse ante lo que ha sido calificado por el propio Mulinder como un evento "absolutamente loco". De hecho, el piragüista asegura que el pulpo se quedó enganchado en su kayak y que necesitó de la ayuda de sus amigos para poder liberarse de él.

"No sé quién pasó más miedo"

En declaraciones al 'New Zealand Herald', Mulinder reconoce que se asustó cuando vio al animal aproximándose hasta su posición: "No sé quién se asustó más: el pulpo, la foca o yo". Sin embargo, en cuanto vio al resto de amigos riéndose por lo que estaba sucediendo, decidió pasar página y reconocer que el suceso fue "uno de esos raros incidentes de la madre naturaleza".

Después de liberarse del pulpo, el grupo de amigos volvió con la prueba gráfica de un suceso insólito que ha triunfado en Internet. Mientras tanto, la foca y el pulpo se marcharon nadando de escena de la pelea, como si nada hubiera pasado. Por último, Mulinder explica que se marchó junto a sus amigos preguntándose qué había pasado y si la cámara habría captado este momento tan especial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?