Un niño busca el móvil perdido en el que guardaba los recuerdos de su madre fallecida

El argentino, de apenas 11 años, asegura que perdió su teléfono en un taxi

El niño busca el teléfono perdido. /

"Hola, soy Miguel Retamar, tengo 11 años y quiero contarles algo". A través de las redes sociales, el joven argentino ha pedido ayuda para encontrar su teléfono móvil. Un Samsung Galaxy J1 Ace negro, que contiene un rayón de dos centímetros en la pantalla, en el que guardaba los recuerdos de su madre, recientemente fallecida como consecuencia de un cáncer.

En su publicación, que ha dado la vuelta al mundo, el niño explica que el pasado lunes acompañó a su abuela Amanda al centro de la ciudad de San Juan para hacer varios recados. Como cada día, la abuela y su nieto tomaban un taxi frente a su apartamento hasta un banco cercano, donde Amanda tenía que cobrar su jubilación. Sin embargo, mientras hacían cola en la entidad financiera para ser atendidos, el niño se dio cuenta de había perdido el móvil.

Toda una vida

Un teléfono móvil que guardaba las últimas fotos, los últimos audios y los últimos vídeos junto a su madre Pabla, quien moría el pasado mes de abril de forma casi repentina después a causa de un cáncer terminal detectado demasiado tarde. En declaraciones a Infobae, el niño ha asegurado que ha hecho todo lo posible para encontrarlo, pero que de momento no ha sido posible: "He intentado rastrear en Internet para ver si podía encontrar algo, pero todo estaba ahí dentro, no tengo manera de recuperarlo".

Sobre todo, el niño de 11 años reconoce que la fotografía que más le gustaría recuperar es una en la que aparece junto a su madre soplando las velas en su último cumpleaños juntos: "No me ha quedado ninguna imagen de aquel momento". Desde entonces, las personas que están tras la pista de este teléfono inteligente se cuentan por miles.

El niño asegura que perdió el teléfono móvil en el taxi

El joven dice estar seguro de que perdió el teléfono móvil cuando estaba en el remís, un automóvil con conductor que recuerda al taxi tradicional: "Estoy seguro de que se me cayó adentro del remís. En el viaje lo había sacado para revisar algo, lo recuerdo perfectamente".

A pesar de que la mayoría de compañías de remises son similares, el niño recuerda que el vehículo que los llevó al banco pertenecía a la empresa Remises Victoria: "Seguramente se le habrá caído del bolsillo cuando intentó ayudarme a mí a bajar del coche", explica su abuela. Sin embargo, después de contactar con la empresa, respondieron que ninguno de sus chóferes vio un teléfono de tales características dentro de sus vehículos.

No obstante, el niño no pierde la esperanza y espera encontrar el móvil cuanto antes. Mientras tanto, el joven de 11 años guarda como si fueran un tesoro las pocas fotos en papel que guarda de su madre, además de un montón de ropa suya que tiene guardada en un baúl: "Me gusta mirarla y tocarla". Mientras tanto, miles de personas buscan un teléfono móvil que permitan al niño volver a disfrutar de los últimos recuerdos junto a su madre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?