Últimas noticias Hemeroteca

Una tortuga vuelve a caminar gracias a una silla de ruedas creada con piezas de Lego

La tortuga se recupera de múltiples fracturas en su plastrón

El zoológico de Maryland muestra el estado actual del reptil. / YouTube

El pasado mes de julio, un empleado del zoológico de Maryland (Estados Unidos) encontraba una tortuga con varias fracturas en su plastrón (la estructura que conforma la parte ventral del caparazón) en el Druid Hill Park de Baltimore. Tras recoger a este animal, el trabajador decidió llevarlo al hospital del zoológico, donde el equipo médico trabajó duramente en la recuperación de este reptil.

Una vez allí, los veterinarios sometieron al animal a una operación para juntar los pedazos del caparazón. Para ello utilizaron placas de metal, ganchos de costura y alambre quirúrgico, que les ayudó a estabilizar el caparazón. No obstante, tal y como explica la doctora Ellen Bronson en la página web del Zoo de Maryland, el problema llegaría más adelante.

La solución

"Debido a la ubicación de las mismas nos enfrentamos a un desafío difícil, ya que tuvimos que garantizar la movilidad de la tortuga y al mismo tiempo permitir que se curara adecuadamente", explica Bronson. Por esa misma razón, el equipo médico tuvo que encontrar la forma de que la tortuga pudiera caminar sin que su recién operado caparazón tocara el suelo.

Después de valorar distintas opciones, el estudiante de medicina Garrett Fraess propuso la posibilidad de desarrollar una silla de ruedas especial para el animal: "No hacen sillas de ruedas en un tamaño para tortugas. Por lo tanto, hicimos unos dibujos de una silla de ruedas especial y se los mandé a un amigo que es un entusiasta de LEGO".

La tortuga pasará varios meses con la silla de ruedas

Varias semanas más tarde, los veterinarios recibieron la silla de ruedas completamente personalizada para el animal. Una silla, que dispone de cuatro ruedas, que permite a la tortuga llevar una vida sin ningún tipo de interrupción y curarse de la operación, tal y como explica la doctora Ellen Bronson.

Sin embargo, y dado que las tortugas sanan "mucho más lentamente" que los mamíferos y las aves, ya que su metabolismo es más lento, este pequeño reptil deberá moverse varios meses en esta silla de ruedas improvisada: "La tortuga usará probablemente su silla de ruedas hasta primavera, cuando todos los fragmentos se habrán fusionado y la cáscara habrá cicatrizado por completo". Cuando se haya curado por completo, el equipo médico devolverá a este ejemplar de 18 años a su hábitat, donde volverá a encontrarse una vez más con sus compañeras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?