La magia tras el 'audio 8D': la última moda que triunfa en Internet

Las redes se llenan de 'audios 8D', que fascinan a millones de personas de todo el mundo

'Bohemian Rhapsody', de Queen, se pasa al 8D . / YouTube

"Lo que vas a escuchar a continuación es una canción de Imagine Dragons compuesta en tecnología 8D. Escúchala solo usando auriculares. Es la primera vez que vas a escuchar una canción con tu cabeza, y no con tus oídos. Sentirás la música venir desde afuera y no desde los auriculares. Siente la realidad, siente la magia, disfruta del poder de la música".

Cada vez son más las personas que reciben un mensaje similar a este acompañado de una nota de voz en plataformas de mensajería instantánea como WhatsApp. Una grabación, de varios minutos de duración, en la que podrás disfrutar de una experiencia envolvente que parece revolucionaria. Sin embargo, ni se trata de un audio en ocho dimensiones, ni de una experiencia única.

Así se crea el audio binaural

Lo que estás escuchando es en realidad un audio binaural. Un formato de audio posicional 3D, basado en el sistema de grabación holofónica desarrollado en los años 80, que permite desarrollar una experiencia surrealista para la persona que esté al otro lado de los auriculares. Para que esto sea posible, los desarrolladores de este formato manipulan las ondas de sonido y emiten una frecuencia en concreto para que suenen como si provinieran de múltiples direcciones.

Todo a través de unos micrófonos que imitan la técnica conocida como 'grabación de cabeza de maniquí'. Un método de grabación, que emplea un micrófono en cada oído de una cabeza de una figura, para desarrollar el efecto de sonido tridimensional. Es decir, un equipo de grabación que cuya configuración imite nuestro sistema de percepción auditiva. Gracias a ello, el oyente podrá disfrutar de las canciones como si estuviera en la misma habitación con los músicos.

De Pink Floyd a la realidad virtual

En la actualidad, este tipo de micrófonos se emplean en el campo de la realidad virtual para crear una experiencia envolvente para el usuario. Sin embargo, las grabaciones binaurales se llevan desarrollando desde hace ya varias décadas, sobre todo durante los años 70 y 80. Por aquel entonces, el argentino Hugo Zuccarelli desarrollaba la holofonía. Un sistema alternativo a las grabaciones de sonido mediante la que el usuario podía disfrutar de una experiencia totalmente novedosa.

En primer lugar, el argentino utilizaba a Ringo. Una cabeza de maniquí, equipada con dos tímpanos sintéticos, mediante el que Zuccarelli fue capaz de desarrollar música en 3D. Gracias a este novedoso sistema, la información de sonido que llega a las orejas izquierda y derecha provocaba diferencias de tiempo y diferencias de nivel interactuáles, creando estas melodías envolventes.

Del laboratorio a los escenarios

Unas pequeñas variaciones que permiten al cerebro, en general, y al sistema auditivo en concreto, calcular tanto la dirección como la distancia de las fuentes de sonido del oyente. Mientras tanto, la mente humana imprime distorsiones dependientes de la frecuencia de fase y amplitud en los sonidos cuando alcanzan los tímpanos. Todo ello gracias a la geometría y a las características de transmisión del sonido, que permiten al usuario disfrutar de una experiencia en tres dimensiones.

Tras el éxito de su sistema de grabación holofónico, Zuccarelli trabajó con Pink Floyd en la grabación del disco The Final Cut. Posteriormente también trabajaría con otros artistas como Stevie Wonder, Lionel Richie o Michael Jackson, entre otros. A pesar de haber recibido el reconocimiento de la industria cinematográfica y de la música, este sistema de grabación nunca llegaría a imponerse debido a la popularidad del Dolby Surround.

No obstante, los ejemplos de grabaciones binaurales triunfan en Internet. Desde la peluquería virtual, que te permite disfrutar de un corte de pelo artificial hasta las canciones de artistas como Michael Jackson, Imagine Dragons o Drake, que proliferan durante los últimos meses gracias a esta moda que pretende quedarse entre nosotros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?