Comprar una vivienda: hipotecas más altas y una mayor parte de los ingresos destinados a pagarlas

El 55,9% de los compradores de vivienda tendrían que destinar entre el 30 y el 50% de sus rentas al pago de las cuotas del préstamo

En un mercado inmobiliario marcado por la continua subida del precio de la vivienda, el suelo y el alquiler, más de la mitad de los potenciales compradores, el 55,9%, tendrían que dedicar entre el 30 y el 50% de los ingresos familiares al pago de las cuotas de la hipoteca, según datos que arroja un informe de Planner Exhibitions y Sociedad de Tasación elaborado en base a los visitantes del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA).

Esto supone un incremento de 6,4 puntos porcentuales con respecto a datos del mismo informe de 2017, en un momento en que el sueldo medio en España se sitúa en los 1.639 euros brutos al mes, según recogía Adecco en su Monitor Anual sobre Salarios.

Así mismo, aumenta el número de personas que tendrían que dedicar más del 50% de su sueldo, hasta situarse en el 8% de los compradores, 2,3 puntos más que hace un año. En total, el 64% de los que tienen intención de adquirir una vivienda tendrían que destinar más del 30% de sus ingresos en el pago de la hipoteca.

Los jóvenes de entre 25 y 35 años continúan, como en años anteriores, con la posición más complicada dentro de la muestra. En su caso, el 70% de los encuestados dedicarían hasta el 50% de sus ingresos al pago de las hipotecas.

El 53,4% de los jóvenes tendría que financiar hasta el 80% del precio de la vivienda

La subida de los precios también afecta a la cantidad que los futuros compradores necesitarían financiar. Así el 45,2% de las personas solicitarían una hipoteca que cubriera entre el 50 y el 80% del importe. 6 puntos porcentuales más que en 2017, cuando la cifra cerraba en el 39,2%. Por otra parte, el número de personas que financiarían más del 80% del precio de la vivienda cierra en el 24,5%. Una décima más que en el informe anterior.

En el caso de los jóvenes, más de un tercio necesitaría hipotecarse por más del 80% del precio de la vivienda y el 53,4% financiaría entre el 50 y el 80 %. Este último dato manifiesta los efectos del encarecimiento de la vivienda entre los menores de 35 años. El aumento porcentual es de casi 10 puntos con respecto a 2017.

Motivaciones de los jóvenes para comprar una vivienda

La principal motivación para el 32,1% de los jóvenes de entre 25 y 35 años a la hora de decidirse a comprar una vivienda es experimentar cambios en su situación personal. En concreto, tomar la decisión de casarse y formar una familia.

Solamente para el 27,8% primaría el haber conseguido un trabajo mejor pagado y el 23,6% adquiriría una vivienda solamente tras haber ahorrado lo suficiente. Aunque la mayoría de los jóvenes prefieren comprar a alquilar porque consideran que el pago de la cuota de la hipoteca es similar a la renta de una vivienda en alquiler.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?