Últimas noticias Hemeroteca

Casado busca la foto con los expresidentes, pero a Rajoy le incomoda salir junto a Aznar

  • Génova busca la imagen de la reconciliación. Aznar está dispuesto a participar en ella, pero no deja de criticar a su sucesor
  • Mientras, los excolaboradores de Rajoy piden no forzarle a hacer algo que no desea
  • "Él quiere estar tranquilo, fuera del foco político", dicen los suyos viendo que le van a poner en un aprieto

El presidente del PP, Pablo Casado. / ()

"Me encantaría". Eso es lo que dice Pablo Casado cada vez que le preguntan si en la próxima Convención ideológica del PP se hará la foto con Mariano Rajoy y José María Aznar juntos. En Génova aseguran que están trabajando en ello. Pero en las filas conservadoras ven muy difícil que se produzca esa imagen. Les parece que es poner en un aprieto a Rajoy. Todo el mundo sabe la mala relación que hay entre ambos expresidentes y les parece que sería forzarle a hacer algo que no quiere.

En el comité de dirección conservador, sin embargo, no hacen más que destacar lo que supondría "la reconciliación" de dos sectores enfrentados del PP. Están convencidos de que, por un lado, a los afiliados les haría "mucha ilusión" y, por otro, de esa forma, se ampliaría su espectro electoral. Todo el centro derecha se vería, a su juicio, representado. Desde el ala más dura a la más moderada. Algo que los antiguos colaboradores de Rajoy no comparten. "Da igual los argumentos que se empleen. Él desea que le dejen tranquilo. Fuera del foco político", comenta un diputado cercano.

"No tiene ninguna necesidad de quedar bien. Sería un esfuerzo. Lo mismo se lo trasladan y hasta le convencen. Aunque no deberían ni planteárselo. No tiene que pasar por ese trago", sugieren los suyos. Estos opinan que tras la traumática salida del Gobierno con la moción de censura y las primarias de su partido, él ya se ha ganado "el derecho a tomar sus propias decisiones y, sobre todo, a que le dejen en paz".

De todos modos, el cónclave popular -pendiente de fecha por las elecciones en Andalucía- se desarrollará a lo largo de dos jornadas. Y hay quien cree que en ese sistema puede residir la solución, proponiendo que cada día vaya uno a visitar las instalaciones. Así dan por hecho que Aznar se paseará feliz por volver siendo invitado con honores mientras Rajoy estará bastante incómodo. "No le gustan los líos", recuerdan.

Claro que si no va, también habrá quien salga a señalar que le está haciendo "un feo" a la nueva dirección. De hecho, ahora, algunos populares temen que su ausencia se convierta en noticia. Piensan que la expectación generada por la cúpula nacional se les puede volver en contra y ese termine siendo uno de los titulares de la convención.

En el PP opinan que Casado se luce demasiado con Aznar. Es más, el líder conservador presentará el libro de su mentor el próximo 23 de octubre. Y hay quien echa en falta ver más a Rajoy. Pero es que él mismo evita cualquier aparición. Hasta ahora sólo ha quedado para comer con sus amigos del partido y rechaza los actos públicos. No quiso ni estar presente en la inauguración del curso político en Galicia y eso que estaba en su tierra.

Aznar, sin embargo, se muestra dispuesto a participar en todo. En varias entrevistas ya ha comentado que a él no le importa posar junto a su sucesor. Eso sí, a continuación, arremete contra él. Lo que a muchos les resulta paradójico. "Es todo falso. No deja de criticarle. Esa foto es un paripé", resaltan quienes rodean a Rajoy.

Por eso, dentro del PP, algunos creen que lo mejor sería que Casado comenzara esta etapa sin lastres. Yendo a esa cita acompañado por sus nuevos candidatos y su programa para España, mirando hacia el futuro y ya no hacia el pasado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?