El PP sobre Vox: "Nosotros ya tenemos a Aznar para contrarrestar su discurso"

  • La estrategia de Génova: destacar los puntos en común y evitar llamar ultraderecha a la formación de Abascal
  • Los cuadros intermedios del PP están preocupados por si les arrebatan sus banderas y les "arañan" votos por todos los flancos, pero hay quien recuerda que con el expresidente se recupera el discurso más duro y al electorado que se alejó por Rajoy

El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante el acto que la formación celebró en el Palacio de Vistalegre de Madrid. / ()

Al PP no le gustan los competidores pero desde la dirección nacional tratan de "desinflar" todo lo posible la irrupción de Vox en la escena política. Por eso Pablo Casado habla de "la excelente relación" que mantiene con Santiago Abascal, su presidente. Muestra "respeto" por sus militantes. Comenta los principios que les unen y evita hablar en todo momento de "ultraderecha". Él y todo su equipo se limitan a señalar que se deben "optimizar esfuerzos para echar a Pedro Sánchez cuanto antes de la Moncloa". Y es que el líder popular ya tiene la vista puesta en un futuro en el que aglutinará a esta formación.

Además, en Génova quieren medir este nuevo fenómeno en su justa medida. Dicen que, a pesar de su demostración de fuerza en Vistalegre, tuvieron que traer autobuses de toda España. Recuerdan que frente a 10.000 personas, Casado reunió el mismo día a 4.000 solo en Castilla-La Mancha. En la cúpula aseguran que no están "nada preocupados". Aunque en sus filas sí están intranquilos. Los cuadros intermedios reconocen su temor a que les "arañen" votos por todos los flancos. Creen que les harán "daño" de cara a las elecciones.

Pero en el Partido Popular hay quien recuerda que ya ni Vox ni Ciudadanos les pueden arrebatar sus banderas porque ahora cuentan con José María Aznar. "Con él podemos contrarrestar los mensajes de los demás", comentan. En los comités de dirección han hablado de esta situación. No quieren que nadie se apropie ya de la defensa de la unidad de España, de la familia o del apoyo a las víctimas del terrorismo y consideran que con la presencia del expresidente recuperan "el discurso más duro y también a todo ese electorado que no se veía representado en las últimas legislaturas por Mariano Rajoy".

Y Aznar lo sabe. De modo, que tras tantos años apartado vuelve por la puerta grande para ayudar y ensalzar a Casado. Habla de la labor de "reconstrucción" que tiene por delante y le ve liderando el centro derecha porque como ayer recordaba en la Cope, él lo dejó unido y ahora el nuevo presidente se lo ha encontrado "trozeado". No podía faltar ese dardo a Rajoy.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?