Teatro Guindalera, 15 años de resistencia

La sala madrileña creada por Juan Pastor y Teresa Valentín-Gamazo celebra sus 15 años de vida y teatro

Se conocieron en los años 70 en el Pequeño Teatro de la calle Magallanes, en Madrid, hervidero del teatro independiente en tiempos de dictadura, habitat de William Layton o Arnold Taraborrelli. Cuentan que tenían un pianista en la entrada del teatro que cuando llegaba la policía franquista tocaba siempre la misma canción y los actores sabían entonces que tenían que cambiar el texto sobre la marcha para evitar la censura. Unos años más tarde, Juan Pastor y Teresa Valentín-Gamazo formaron su propia compañía y después la sala Teatro Guindalera, que abría sus puertas hace 15 años en una antigua ebanistería, en la que Nuria Espert había ensayado aquel mítico montaje de 'Las Criadas' de Jean Genet, dirigido por Víctor García. Teresa recuerda que estrenaron 'Animales nocturnos', de Juan Mayorga, mientras miraban al cielo: "decíamos que no llueva, que no llueva, porque el techo era de hojalata y llovía tanto que la obra no se escuchaba".

Después vendrían 'La larga de cena de Navidad', de Thornton Wilder, con espectadores haciendo cola para conseguir una entrada, 'Tres hermanas' de Chéjov, autor fetiche de Guindalera, que montaron gracias a una campaña de crowdfunding o el Premio Max en 2015 para 'Duet for one', dirigida por Juan, un premio que dedicaron a su público: "a esos espectadores que han sabido buscar una joya muy escondida en las catacumbas, que es donde decimos que está Guindalera, sin glamour, sin actores famosos, sin dinero para publicidad... y aquí estamos gracias a ellos".

Y Guindalera se consolidó como una forma de entender el teatro de manera artesana, rigurosa y en condiciones dignas para los artistas. Pero también llegaron las crisis, unas cuantas en estos 15 años, y la resistencia: "Hemos vivido estos 15 años siempre, siempre, con amenazas de cierre, hemos cambiado tres veces de licencias, siempre en crisis, pero consideramos que somos la resistencia. Resistir manteniendo la fe, inspirados por Chéjov, cada vez que tenemos un bache".

Teatro Guindalera. Imagen de archivo

Reconocen que les ha pasado factura no querer "pervertir" la filosofía de su teatro, pagar menos a los actores ("pagamos por convenio") o convertirse en una multisala. "Nos hemos despedido cinco o seis veces", dice Juan, que cuenta que todos los años, en junio, se preguntan lo mismo, "si seguimos o lo dejamos". El año pasado sufrieron una inspección del Ayuntamiento de Madrid y les advirtieron que con la licencia que tenían no podían funcionar. Así que decidieron cambiar el rumbo y convirtieron el teatro en una asociación cultural, en una especie de club con espectadores-socios: "hemos encontrado un sistema de funcionamiento que nos obliga a no vender entradas, todos tienen que ser socios y yo creo que eso es el futuro", dice Teresa, "estar muy vinculados a los intereses de una sociedad. Y los que se vinvculan a Guindalera están buscando lo que llamamos una degustación artística. No podemos vender entradas, pero con el precio de la primera entrada te hacemos socio durante un año".

Hace unos años, Albert Boadella programó en los Teatros del Canal 'Tres hermanas' y 'La larga cena de navidad', producciones de Guindalera. En el Teatro Español se pudo ver, en tiempos de Juan Carlos Pérez de la Fuente, su montaje 'El año del pensamiento mágico', que también se representó en La Abadía. Pero, ¿y en el Centro Dramático Nacional? "Es un tema casi tabú para nosotros, es delicado", dice Juan. "Siempre he dicho que en el teatro, en este país, hay familias y tienes que pertenecer a una de ellas. Somos incómodos porque somos independientes, no nos hemos casado con nadie y eso genera enemigos y suspicacias", añade. "Mario Gas decía de nosotros: ellos ya tienen su sala, ya tienen su espacio", añade Teresa. "Hablando en plata, yo he intentado estrenar en el CDN desde que Ernesto Caballero es director, fue compañero mío en la RESAD y ni siquiera me ha recibido. He presentado proyectos y no he recibido contestación".

¿Qué van a celebrar esta noche, en la fiesta de sus 15 años de resistencia? "Que estamos vivos y el público nos sigue acompañando y que nuestra hija María ha cogido las riendas con mucha fuerza, es la que nos mantiene, porque nosostros queríamos retirarnos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?