Últimas noticias Hemeroteca

Alcácer y Suso presentan el curriculum ante una Gales muy débil

Victoria holgada de los de Luis Enrique con goles de Alcácer (x2), Ramos y Bartra

en 30 segundos

Victoria holgada de la selección de Luis Enrique ante una Gales muy débil defensivamente, con goles de Alcácer (x2), Ramos y Bartra.

El crack

Alcácer. Marcó su octavo y noveno gol, ocho en los últimos cinco partidos para demostrar que Luis Enrique no se ha equivocado y que está en una racha espectacular.

La clave

La débil defensa de Gales puso muy fáciles las cosas a la selección. Salvo el primero de los goles, los demás fueron muy facilitados por los de Ryan Giggs.

El primero de los tantos fue más mérito de la selección española que demérito de la defensa de Gales. Seguramente el único de los goles en el que podemos quitar el peso de la culpa a los de Giggs. Balón muerto que recoge Alcácer para tomar la iniciativa en el minuto 7 de partido con un soberbio disparo a la escuadra desde dentro del área. Luis Enrique dio el ‘9’ al delantero español más en forma y le concedió la titularidad en el primer partido de La Roja – el amistoso- y Alcácer aprovechó los minutos como lleva haciendo desde septiembre, con gol.

Los primeros minutos confirmaron las sensaciones mostradas en el anterior parón, una selección más vertical que quiere utilizar el balón para llegar a la otra portería y sin complejos para hacerlo a ritmo. La segunda también fue para dentro. Fue en el 18’ y colaboró de manera notoria la defensa galesa. Lo aprovechó Ramos que remató absolutamente solo un centro medido de Suso al segundo palo para hacer su gol número 15 con la selección.

Volvería a aparecer en escena Alcácer en el 28’ para mandar a la cazuela su segunda tentativa. El gol fue de risa si hoy ibas vestido de blanco y para criminalizarlo si ibas de rojo. Hasta tres ocasiones tuvo Gales de llevar a cabo una de la suertes más sencillas del fútbol: patadón arriba, y hasta en tres ocasiones fallaron, hasta que apareció Alcácer para cazar el balón y volearlo a la red.

0-3 en el 28’ jugando en tercera ante una selección que tiene jugadores que dejan destellos como Wilson o Ramsey y que con Bale demuestra potencial ofensivo, pero que tiene una defensa que es una bacalá.

Unos minutos antes, Wilson había intentado sorprender a De Gea con el disparo directo de una falta lateral, pero la mandó arriba. Mejor fue la que tuvo Ampadu en el 35’, con un remate de cabeza que llegó a tocar el palo por el lateral tras superar en el salto a Gayà.

ficha técnica

1 - Gales: Hennessey; Gunter, Williams (Chester, m.46), Davies (Richards, m.63), Roberts; Ampadu (King, m.50), Allen (Smith, m.62), Wilson (Brooks, m.46), Ramsey, John (Lawrence, m.63); y Sam Vokes

4 - España: De Gea (Kepa, m.46); Gayá, Albiol, Ramos (Bartra, m.46), Azpilicueta (Jonny, m.63); Rodri, Saúl (Koke, m.46), Ceballos; Suso (Rodrigo, m.81), Morata y Alcácer (Aspas, m.73).

Goles: 0-1. Alcácer (m.10), 0-2. Ramos (m.19), 0-3. Alcácer (m.29), 0-4, Bartra (m.74), 1.4, Vokes (m.89).

Una segunda parte con menos intensidad

El comienzo de la segunda contienda trajó la oportunidad del cuarto para España en los pies de Morata, que llegó demasiado forzado a un buen pase de Koke. Estuvo rápido el portero Hennessey para la oposición. En el 57’ Suso hizo el tope de un gran partido con un disparo sensacional que a punto estuvo de convertirse en una obra de arte. Encara al defensa escorado a la derecha, se mete buscando ángulo y remata con rosca y potencia al travesaño.

Tampoco lo pudo hacer Morata en el 64’ con un remate de cabeza algo forzado que se fue fuera. Lo intentó de todas las maneras el delantero del Chelsea, que venía de marcar dos goles en las últimas semanas, pero no consiguió el gol, a pesar de ser uno de los más activos.

Quien sí lo hizo fue Bartra en el 73’ al pescar de cabeza –no sufrió demasiada oposición, de nuevo- un buen centro de Suso, que tiene un guante. La entrada de jugadores como Aspas o Rodrigo, que llegaron a convivir con Morata, dieron un ritmo más a La Roja, pero sería Gales quien recortaría distancias.

Vokes puso el gol del orgullo para los locales en el 88' a raiz de un buen remate de cabeza al que no llegó Kepa. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?