Adama, la primera rescatada del Open Arms en aguas españolas

  • Con tan solo un año, esta bebé guineana ha sido la primera pasajera en ser salvada por este buque que hasta ahora realizaba operaciones en aguas Libias
  • El buque de rescate de la ONG española participa en el salvamento de 124 personas en un día con más de 600 salvados

Adama y su madre tras ser rescatadas /

A BORDO DEL OPEN ARMS EN EL MAR DE ALBORAN

Al anochecer, en la cubierta de popa, ya sonríe y juega no solo con su madre sino también con media tripulación del barco que le ha salvado la vida. Poco le importa quién o quienes lo hayan hecho, hoy en medio del Mar de Alborán de nuevo barcos de pabellón español han vuelto a evitar que al menos 600 personas se sumen a la fosa común del Mediterráneo. Adama es la cara entrañable y positiva de un día en el que pasadas las cuatro de la tarde Salvamento Marítimo Almería alertaba a todos los barcos que cruzaban el Mar de Alborán de que se había producido el naufragio de una embarcación con 56 personas cerca de Bouyafar, en la costa marroquí. Toda la tarde la radio de los buques ha seguido escupiendo ese aviso trágico sin novedad en el hallazgo de ningún superviviente o náufrago.

Así es un rescate del Open Arms en el mar de Alborán / NICOLÁS CASTELLANO

El Open Arms ha tenido que participar antes de lo previsto en operaciones de recate en el Mar de Alborán. En medio de unos ejercicios prácticos en los que su tripulación estaba inmersa desde la tarde de ayer, uno de sus marineros de guardia en el puente ha avistado con unos prismáticos una embarcación de goma, totalmente hacinada y en dificultades. Inmediatamente han desplegado las dos lanchas rápidas auxiliares y han llegado hasta el punto de esa patera en la que la primera en llamar la atención ha sido Adama.

Patera en la que viajaba Adama / NICOLÁS CASTELLANO

Sus lloros y la desesperación de su madre, Lacaba, para que los rescatadores la pusieron a salvo antes que a nadie, han emergido en medio de los gritos y de los nervios de los otros 55 ocupantes de la patera, a los que finalmente han localizado a unas 53 millas de las costas españolas.

En apenas unos minutos, desde el buque del Opern Arms, su capitán , Marc Reig, se coordinaba con Salvamento Marítimo para el rescate, no lejos de la isla de Alborán y con las montañas de Nador y Melilla a la vista en el horizonte.

Inmigrantes rescatados en la primera patera / NICOLÁS CASTELLANO

Tras repartir los chalecos a los niños, primero a Adama y después a otro pequeño de 8 años, se han repartido 10 chalecos a las respectivas mujeres a bordo y después a los 45 hombres. Las dos embarcaciones auxiliares del Open Arms , cada una con cuatro operarios, han tardado apenas unos minutos en ponerlos a todos a salvo y trasladarlos progresivamente a bordo del buque de rescate donde inmediatamente han recibido asistencia de una doctora y una enfermera, sin reportar problemas físicos importantes.

Segundo rescate en minutos

Pape, tras ser rescatado / NICOLÁS CASTELLANO

Cuando concluía la primera operación, y todavía con las embarcaciones auxiliares desplegadas, el Open Arms ha recibido aviso de Salvamento Marítimo Almería para que se dirigieran a otro punto desde el que los ocupantes de otra barca de goma habían llamado a España pidiendo auxilio.

Al llegar, y dada la sobreocupación, emergía la voz de Pape, que en perfecto español daba todos los datos y los posibles problemas: dos bebés, uno de ellos izado por su padre para que lo sacaran rápido de la patera, otra decena de mujeres y en total 67 ocupantes, sin un centímetro cuadrado de espacio a bordo y en medio de un fuerte olor a combustible.

Este joven, que asegura proceder de Guinea Ecuatorial, ha sido de gran ayuda a los socorristas del Open Arms para calmar a sus compañeros de viaje localizados a 56 millas de las costas españolas. Hasta allí llegaba minutos después y bajo una intensa lluvia la SAR Mastelero, uno de los buques de Salvamento Marítimo más activos del año en esta zona, dentro de una sociedad estatal de salvamento que ha batido récords, y al que han sido trasladados estos 67 rescatados por los socorristas del Open Arms. El buque estatal llevaba amarrados media docena de pateras de goma y en su cubierta de popa a centenares de rescatados en este intenso jueves en las aguas de Alborán.

Rescate de la segunda patera en el mar de Alborán / NICOLÁS CASTELLANO

Adama o Pape son dos de los nombres que se han salvado de la tragedia hoy en el Mediterráneo, dos de los nombres de las más de 38.000 personas rescatadas este año en aguas españolas tras cruzar desde Marruecos. A falta de la confirmación oficial del dato exacto por parte del Ministerio de Interior, que suele publicar el balance cada 15 días, es muy probable que a día de hoy ya se haya superado el récord histórico de los 39.180 inmigrantes rescatados en embarcaciones en 2006 en aguas españolas, el hasta ahora famoso año del récord de los cayucos .

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?