Últimas noticias Hemeroteca

El Barça arrolla, pero tiembla por Messi

  • Los 16 minutos de Messi antes de lesionarse bastaron para encarrilar el partido
  • Ter Stegen lo aseguró con cuatro paradas espectaculares

en 30 segundos

El Barcelona supera por 4-2 al Sevilla con un potencial arrollador en ambas áreas. Ter Stegen y Suárez fueron los mejores.

La clave:

Messi se lesionó en el 16', pero se marchó con el partido completamente encarrilado tras dar un gol y una asistencia.

El crack:

Ter Stegen. Hizo cuatro paradas estratosféricas que pusieron en pie al Camp Nou y aseguraron la victoria.

Cuatro jornadas sin ganar son una eternidad para un equipo como el Barcelona y los de Valverde tenían muy claro que alargarlo a cinco era impensable, así que antes de llegar al segundo minuto de juego Coutinho abrió la lata. Gran internada de Messi que deja solo a Coutinho dentro del área y excelente disparo del brasileño para limpiar las telarañas. Messi, Coutinho y una defensa todavía en el vestuario, letal.

Pero quiso reaccionar el Sevilla y estuvo a punto de materializarlo tan solo tres minutos después, pero el disparo de Arana, que encontró un pasillo sin vigilancia por el flanco izquierdo, se estrelló contra la madera.

Se cuadró el Barcelona que volvió a recordar el imperante objetivo y pilló en un excelente contrataque al Sevilla. En dos escenas: Suárez para Messi y Messi hace el resto. Jugada individual por la derecha, encare con indudable éxito y pase al fondo de la red desde la frontal. 12 minutos y 2-0.

Pero la que parecía una tarde de lo más plácida en la ciudad condal, tenía guardada una amarga acción para el Barcelona. Una mala caída de Messi que le obligó a marcharse sustituido con ostensibles gestos de dolor en su codo derecho. Tras la fea caída, los médicos intentaron que el argentino siguiera pero ni vendaje mediante pudo reingresar en el campo el crack. Sufrió una hiperextensión en su codo derecho y a expensas de pruebas que confirmen la dolencia, “podría llegar al Clásico” del próximo domingo, tal y como ha informado Adrià Albets en Carrusel Deportivo.

ficha técnica

4 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Sergi Roberto, min.66); Coutinho, Messi (Dembelé, min.26) y Luis Suárez (Munir, min.81).

2 - Sevilla: Vaclik; Kjaer (Mercado, min.55), Sergi Gómez, Carriço; Jesús Navas, Vázquez (Roque Mesa, min.69), Banega, Sarabia, Arana; André Silva (Muriel, min.78) y Ben Yedder.

Goles: 1-0: Coutinho, min.2. 2-0: Messi, min.12. 3-0: Luis Suárez (p.), min.64. 3-1: Sarabia, min.79. 4-1: Rakitic, min.88. 4-2: Muriel, min.91.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Vaclik (min.61).

La lesión de Messi hizo que todos los aficionados estuvieran más atentos de lo que sucedía en el vestuario blaugrana que lo que ocurría en el tapete. De hecho dio la impresión de que hasta los 22 jugadores de campo lo estaban, porque desde el minuto 16 en que sucedió la inoportuna acción hasta los minutos finales de la primera parte no ocurrió absolutamente nada. Sí en el 45’ cuando el Sevilla tuvo la mejor desde aquella de Arana al palo. Centro de Jesús Navas al primer palo que Sarabia remata al lateral de la red. En la siguiente el Barcelona pudo sentenciar el partido, Dembélé dejó solo a Rakitic con un preciso pase, el croata decidió picarla pero Vaclik no cayó en la trampa y la atrapó con facilidad.

En el 56’ pudo cambiar el partido, pero ni el árbitro ni el VAR entendieron penalti en un centro de Jesús Navas que tocó claramente en el brazo de Jordi Alba claramente separada del cuerpo. Para Iturralde, penalti.

También pudo cambiar en el 60’, pero lo evitó Ter Stegen con dos paradas de galardón. La primera, una manopla de gato al remate de cabeza de André Silva y la segunda comiéndose el balón al remate a bocajarro de Vázquez en el rechace.

Pero cambió en el 61’ en la inmediata jugada. Suárez deja tirado con potencia de búfalo a Sergi Gómez y seguidamente a Vaclik, que le arrolla. Desde los once metros, el propio uruguayo cerró el partido y coronó su partidazo. No estará orgulloso de su comienzo ni en goles -3 hasta hoy- ni en aporte al juego, pero este sábado hizo tanto una como otra, erigiéndose como el grandísimo jugador que es.

En el 78' un disparo de Sarabia que rebotó en Lenglet antes de entrar en la portería significaba lo que a esas alturas parecía maquillar el partido, pero quedarían todavía dos goles más: Rakitic, con una extraordinaria volea en el 87' y Muriel en el descuento para poner el definitivo 4-2.

Antes, Ter Stegen había dejado otras dos joyas bañadas en oro, una mano a Sarabia y el correspondiente rechace a Ben Yedder, que hicieron las delicias de todo espectador. El Barça llega en el mejor momento de la temporada al Clásico con el miedo de la lesión de su estrella muy presente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?