Últimas noticias Hemeroteca

¿Por qué se anuncian ahora los cabezas de cartel para festivales de verano?

La avalancha de información sobre las bandas que actuarán en los próximos festivales de verano se explica porque la venta de entradas se concentra para las fiestas de fin de año, según un informe de Ticketmaster

()

¿Asombrado de recibir ahora noticias de los festivales que se van a celebrar el verano que viene? Aún faltan casi tantos meses como un embarazo, hace frío, da pereza sólo pensar que los trajes de baño recién guardados tendrán que ser rescatados del fondo de los armarios entonces y ya se empiezan a conocer las bandas que se podrán disfrutar al aire libre en los festivales que se quisieron disfrutar pero a los que nunca se acudió el año pasado por ser tan poco previsores, menos organizados o/y faltos de dinero.

Los anuncios sobre los "cabeza de cartel" de los festivales más importantes del panorama musical español sorprenden este mes de noviembre (y algo menos en diciembre). Ya se sabe que The Cure estará en el Madcool, Lana del Rey, en el FIB. Beret y Rozalen en el Weekend Beach Festival. Aún no se conoce lo que ofrecerá el Huercasa Country Festival, pero sí que la cita será en Riaza a principio de julio. Dentro de unos días, el Sonorama tendrá a bien decir su cartel. Y suma y sigue. La oferta de información va a ser continua hasta las Navidades. O por mejor decir, hasta justo antes de que empiece el tiempo de pensar en los regalos.

A estas alturas ya se pueden comprar las entradas para el concierto madrileño de Muse. Y también para el de Mark Knopfler en el Coliseum de A Coruña. Pero hay decenas ejemplos más como estos, que se celebrarán el año que viene y cuyas entradas ya se pueden comprar.

¿Por qué ahora y no por ejemplo en enero? (En realidad, el primero del año es un mal mes para vender lo que sea porque siempre trae "cuesta"). Hay una poderosa razón que explica esta "avalancha" de sabrosas ofertas en el informe que presentó hace unos meses Ticketmaster y que hacía referencia a la venta de entradas, que se concentra en los dos últimos meses del año al convertirse las entradas en regalos de Papa Noel o de los Reyes Magos. En unos regalos que llevan ya camino de convertirse en "apuestas más seguras" que la corbata para el abuelo, el perfume para la madre  o el móvil para el "adolescente".

De todas formas, este año (y al "paso que va la burra" legislativa) no habrá manera de evitar la reventa que dispara unos precios que, al final, obligan a los más "fans" a rascarse el bolsillo con mucho enfado, escándalo pero sin demasiado reparo (hay reventa porque hay quien compra en ella). Y sucederá así porque aún la nueva legislación prometida por el ministerio de Cultura está en mantillas. Y porque poner de acuerdo a todas las comunidades autónomas en un objetivo común, asestar un golpe definitivo a los piratas y a los defraudadores, no es sencillo. Es indudable que hay intención de acabar con el fraude. El cómo va a ser más complicado de dirimir. Y ¿se tardará mucho tiempo más en verlo?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?