Últimas noticias Hemeroteca

La Fiscalía asume que no hubo terrorismo en los disturbios del casco viejo de Pamplona

  • El fiscal del caso no recurre la condena por disturbios por orden de sus superiores de la Audiencia Nacional
  • La Fiscalía pidió siete años de cárcel para cuatro miembros de 'Errepresioari Autodefentsa' por terrorismo

Cristales destrozados en el centro de Pamplona tras los altercados / ()

Cambio radical de criterio en la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El Ministerio Público ha decidido no recurrir la condena por desórdenes públicos de los cuatro jóvenes implicados en los graves disturbios del casco viejo de Pamplona en marzo del año pasado: el fiscal del caso apostaba por llevar la acusación por terrorismo ante el Tribunal Supremo pero no ha recurrido la sentencia, que rechaza cualquier relación de los condenados por ETA, por orden de sus superiores.

Los hechos ocurrieron el 11 de marzo de 2017 en el centro de Pamplona: miembros de distintos grupos se manifestaron bajo el mensaje “Errepresioari Autodefentsa” y protagonizaron graves disturbios que terminaron con destrozos por toda la ciudad y enfrentamientos a pedradas con la Policía. El caso terminó en la Audiencia Nacional al considerarse terrorismo en un primer momento, pero ni la primera ni la segunda sentencia optaron por condenar por este delito después de pasar más de medio año en prisión provisional.

La sección segunda de lo penal les impuso dos años de cárcel por desórdenes públicos, sentencia confirmada a principios de octubre por los tres magistrados de la sala de apelaciones: Eloy Velasco, Enrique López y José Ramón Navarro explicaron en la resolución que no hubo pruebas de que los cuatro jóvenes actuaran “en nombre de la organización ETA”, no existiendo “ninguna referencia precisa a la participación de una organización terrorista” en los graves disturbios que arrasaron el casco viejo de Pamplona.

Según ha podido saber la Cadena SER el fiscal del caso, José Perals, tenía intención de llevar el caso ante el Tribunal Supremo manteniendo que los cuatro debían ser condenados por terrorismo, pero finalmente no ha presentado el recurso por orden de su superior jerárquico, el teniente fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Alonso. La decisión de no recurrir no implica que el Ministerio Público no pueda impugnar el recurso que presenten los condenados, pidiendo al Supremo que confirme sus condenas.

Agresión en Alsasua

Los tres magistrados de la sala de apelaciones también están a la espera de resolver otro caso en el que las acusaciones de terrorismo de la Fiscalía no han cristalizado: la agresión múltiple a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua hace ahora dos años. La Audiencia Nacional, como en el caso de Pamplona, optó por imponerles condenas de hasta trece años de cárcel, pero atribuyéndoles delitos de atentado contra la autoridad y rechazando que hubiese terrorismo.

En el caso de Alsasua la Fiscalía solicitó condenas de entre 12 y 62 años de presidio para los ocho jóvenes acusados de pegar una paliza a los agentes y sus parejas frente al bar Koxka de la calle García Ximénez. En su escrito, el Ministerio Público acusaba a los jóvenes de seguir un plan “diseñado por la organización terrorista ETA” para expulsar a la Guardia Civil de País Vasco y Navarra.

Los cuatro acusados durante el juicio / Emilio Naranjo (EFE)

El decaimiento de la Fiscalía General en acusar a los cuatro miembros de Errepresioari Stop se suma a la cascada de acusaciones por terrorismo que han hecho aguas en la Audiencia Nacional en los últimos meses. Desde la absolución de los miembros del grupo anarcovegano Straight Edge en julio hasta la cabecilla de un autoproclamado Comité de Defensa de la República (CDR) o varios usuarios de Twitter acusados de enaltecer a ETA y GRAPO en las redes sociales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?