Últimas noticias Hemeroteca

Un cura "depredador sexual" expulsado de Miami abusó durante años de niños en Salamanca

'El País' publica los testimonios de algunas de las víctimas: "Tengo la imagen grabada de ocho o diez niños con él en medio. Todos desnudos, todos masturbándonos"

El cura Francisco Carreras. /

El obispado de Salamanca ignoró un aviso de la archidiócesis de Miami, que expulsó en 1981 al cura Francisco Carreras después de un caso de abusos a un menor, según publica esta mañana  'El País' a raíz de múltiples denuncias que han llegado al periódico. Este sacerdote estuvo durante entre 1981 y 2004 al frente de una decena de parroquias rurales de la provincia de Salamanca. A lo largo de este tiempo dejó un "un reguero de nuevas agresiones sexuales", según las denuncias. 

"Nos hacía mantener relaciones entre nosotros y con él", asegura una víctima. "El obispado lo sabía. Lo podría haber evitado, pero nos dejó en sus manos. Fuimos entregados en bandeja a un pervertido. No puede haber perdón para eso", asegura otro de los testimonios recogidos por "El País". Los testimonios son muy duros y coinciden en la forma de actuar del sacerdote. 

Sexo en grupo con niños

Una de las víctimas describe las situaciones más habituales con el sacerdote que primero se ganaba la confianza de las familias y gozaba de prestigio en los pueblos. "Tengo la imagen grabada de ocho o diez niños con él en medio. Todos desnudos, todos masturbándonos”, explica. 

Las acusaciones de EEUU describen al sacerdote como "un depredador sexual". Otra de las víctimas relata cómo les manipulaba hasta hacerles sentir culpables. "Te hacía partícipe y cómplice de sus actos. Luego te hacía regalos increíbles, como una cámara Polaroid. No sabías cómo manejarlo". El silencio era obligado. "Un día me atreví a decirle que se lo podía contar a mis padres. Me pegó un guantazo que me tiró al suelo y me dijo: Explícalo si te atreves". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?