Últimas noticias Hemeroteca

¿Quién persigue a quién? La explicación científica tras la ilusión óptica del momento

Nuestro cerebro es capaz de engañar a nuestros ojos para comprender la realidad

La ilusión óptica demuestra cómo funciona nuestro cerebro. / YouTube

Con el objetivo de comprender de qué manera funciona nuestro cerebro, un grupo de investigadores de la Universidad de Yale ha desarrollado una ilusión óptica bautizada como '¿Quién persigue a quién?'. Un experimento, galardonado durante el certamen 'The Illusion of the Year Contest', que nos demuestra que el cerebro puede fallar de forma intencionada para comprender un escenario inverosímil.

Para ello, los investigadores situaron dos puntos de colores (uno rojo y otro azul) sobre un mapa de la ciudad de Tokio. Cuando comienza el vídeo, todo indica a que el punto rojo está persiguiendo al azul. Sin embargo, cuando la respuesta al misterio parece más que evidente, el punto azul es el que parece que empieza a seguir a su rival.

¿Quién persigue a quién?

Entonces, ¿quién persigue a quién? Según explican los desarrolladores de este experimento, ninguno. La ilusión óptica se produce por el movimiento del mapa y no por el de los puntos. Al mover el mapa, nuestro cerebro engaña a nuestros ojos para que vean que los puntos se persiguen entre sí para comprender la escena.

Después de mostrar la ilusión óptica por primera vez, los investigadores hacen desaparecer el mapa de Tokio para mostrar al espectador de qué manera se comportan los puntos en realidad. Gracias a esta segunda toma podemos comprobar que el punto rojo está parado en todo momento y que el punto azul rebota al azar.

El objetivo de la ilusión óptica

A través de este experimento, los investigadores demuestran que el ser humano tiende a dar vida a objetos inanimados para que poder relacionarse mejor con ellos: "Las entidades animadas habitan el mundo, y así es su movimiento relativo al mundo (y no con respecto a nuestra retina) lo que determina si vemos una persecución. En otras palabras, vemos objetos inanimados basados en la forma en que se mueve el resto del entorno, en este caso, el mapa".

Una ilusión óptica que, tal y como cuentan los desarrolladores de este experimento, ayuda a comprender mejor tanto la percepción sensorial como las enfermedades neurológicas: "Los objetivos principales de este estudio fueron identificar señales que desencadenan la percepción de perseguir, cuantificar su influencia y evaluar objetivamente la precisión de esta forma de percepción".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?