Últimas noticias Hemeroteca

Endesa instalará 8.500 puntos de recarga públicos para coches eléctricos

Los primeros 2.000 puntos de este plan estarán disponibles a lo largo del período 2019-2020 y suministrarán energía certificada 100% renovable

Punto de recarga /

Endesa confía en el futuro de los vehículos eléctricos, aunque para que estos se desarrollen hace falta una infraestructura. Y en el marco de esta realidad, la multinacional eléctrica ha presentado su nueva línea de negocio: Endesa X. Una nueva marca que instalará hasta 108.500 puntos de recarga para coches eléctricos a lo largo de la geografía española en un periodo de 5 años.

Con una inversión de 65 millones de euros, se implantarán hasta 8.500 puntos de recarga públicos a lo largo de 15.000 km de las principales vías de la red de carreteras y en los núcleos urbanos. Los primeros 2.000 puntos de este plan estarán disponibles a lo largo del período 2019-2020. Paralelamente, prevén desarrollar hasta 100.000 puntos de recarga privados, para particulares y empresas. Estas ‘electrolineras’, tanto las públicas como las privadas, suministrarán a los vehículos eléctricos energía certificada 100% renovable.

Se trata de un plan “muy ambicioso”, según palabras del consejero delegado de Endesa, José Bogas, pero “fundamental” para alcanzar el objetivo de llegar a un sistema energético totalmente descarbonizado en el año 2050.

Y es que Endesa hace pública su estrategia pocos días después de que el Gobierno anunciara su intención de prohibir la matriculación de vehículos que produzcan emisiones a partir del año 2040 y restringir totalmente su circulación a partir de 2050. En España hay unos 23 millones de turismos, por lo que el salto en la instalación de puntos de recarga tiene que ser abismal teniendo en cuenta que a principios de año apenas se llegaba a los 2.000.

De carga ‘doméstica’ a carga ‘ultrarrápida’

El plan de instalación de Endesa X contempla cuatro tipos distintos de puntos de recarga: puntos domésticos, semirápidos, rápidos y ultrarrápidos.

Los puntos domésticos, que funcionan a 3,7 kW, estarían destinados a las instalaciones de particulares. Estos tardan varias horas en recargar las baterías del vehículo completamente. Por otro lado, los puntos de recarga ‘semirápida’, de 22 kW, son capaces de dotar a los vehículos con 100 km de autonomía en 40 minutos. Estos supondrán el 35% de la instalación pública que realizará la empresa.

Los puntos de carga ‘rápida’ de 50kW, por su parte, tardarían 20 minutos y supondrán el 50% de la instalación pública. Los más funcionales –también los más caros- son los de carga ‘ultrarrápida’, estos funcionan a 150 kW y en tan solo 3 minutos cargan la batería del coche para 100 kilómetros. Supondrán tan solo el 15% de la instalación pública que llevará a cabo la compañía.

Transición con “inteligencia”

José Bogas ha asegurado que la transición energética está clara y es inevitable, pero hay que tener claro “que es lo que tenemos y a lo que se quiere llegar”. El consejero delegado ha indicado que es necesario que la transición se haga con “inteligencia”. Ha explicado que “hay que ir introduciendo gradualmente las renovables y cerrando gradualmente las centrales que contaminan, pero tenemos que evitar que nos pueda la ansiedad”.

Una reflexión al hilo del cierre de las centrales de carbón y nucleares de las que Endesa posee buena parte del accionariado: Cerrarán, pero de forma "planificada" porque, según ha asegurado, “un sector eléctrico 100% de renovables mañana es inviable”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?