Últimas noticias Hemeroteca

Los 28 gobiernos de la UE apoyan la firma de otro Acuerdo de Pesca con Marruecos

92 de los 102 barcos europeos que quieren regresar a aguas saharauis son españoles

Vista general de la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Bruselas / ()

El Tribunal Europeo de Luxemburgo, dijo que el Acuerdo de Pesca con Marruecos no se puede aplicar a las aguas adyacentes al territorio del Sahara Occidental. Pero los gobiernos de la Unión, que así lo recogen en sus documentos oficiales, entienden que “las flotas europeas deben tener la posibilidad de proseguir las actividades pesqueras que vienen realizando”. Además de que el “ámbito de aplicación debe comprender las aguas adyacentes al territorio del Sahara Occidental”.

Los gobiernos de la UEno quieren prejuzgar el resultado del proceso político sobre el estatuto definitivo del Sahara Occidental”. Dicen que “apoyan plenamente los esfuerzos del secretario general de las Naciones Unidas y de su enviado personal”. Sin embargo, consideran que proseguir la colaboración en materia de pesca con marruecos “es fundamental para que el territorio del Sahara Occidental pueda seguir disfrutando de la ayuda sectorial ofrecida en virtud del Acuerdo”.

Una ayuda “muy beneficiosa para la población afectada”, según una evaluación realizada por la Comisión Europea tras consultar con empresas y actores políticos de la zona. Consulta en la que se negó a participar el Frente Polisario que sigue rechazando este acuerdo de pesca.

Pero, los gobiernos mantienen que este Acuerdo “representa la mejor garantía de explotación sostenible de los recursos naturales de las aguas adyacentes al Sahara Occidental” y con estos argumentos confían en lograr la luz verde del Parlamento Europeo para un texto que reparte 110 licencias de pesca artesanal, pesca demersal y del atún entre 4 países europeos (España, Italia, Portugal, y Francia), de las que 92 van a ser para España. Mientras Holanda y los Países Bálticos están entre los más favorecidos por el reparto de toneladas anuales de pesca pelágica industrial.

El acuerdo tiene un precio de 160 millones y una vigencia prevista de 4 años. Su aprobación requiere ahora el voto favorable del Europarlamento, donde los grupos políticos están muy divididos entre quienes desean primar los derechos reclamados por el Frente Polisario, y quienes creen que el acuerdo es necesario. Este debate quedará finalmente resumido a la Comisión de la Pesca, que se pronunciará a finales de Enero con voluntad de que el plenario de la Eurocámara pueda votar en febrero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?