Últimas noticias Hemeroteca

Marchena se declara independiente para enjuiciar el 'procés'

El magistrado ha presentado su escrito de alegaciones frente a la petición de las partes de que se aparte por no considerarle parcial

El juez Manuel Marchena. / ()

El magistrado del Tribunal Supremo que presidirá el juicio por el 'procés' independentista en Cataluña, Manuel Marchena, ha presentado este viernes su escrito de alegaciones frente a la petición de las partes de que se aparte por no considerarle parcial, tras la polémica por los 'whatsapp' del portavoz popular en el Senado Ignacio Cosidó.

Manuel Marchena no se ha quedado atrás a la hora de defender su independencia y de atacar el nuevo intento de las defensas por torpedear el juicio. Recuerda Marchena que es la séptima vez que las defensas cuestionan la imparcialidad de magistrados del Supremo: tanto a los que les van a enjuiciar como a los instructores del proceso y todas han terminado fracasando.

El presidente del tribunal no se quiere ir porque dice que recusarle por el hecho de que en España el Parlamento elija a los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sería tanto como descalificar las justicias de otros países como Bélgica, Portugal o Francia, donde los políticos también participan en la designación de miembros del Poder Judicial.

Marchena, recordemos fue el nombre consensuado para presidir el Poder Judicial aunque ha renunciado a ello para despejar cualquier atisbo de sospecha en su independencia. Se trata de un escrito que, junto con el presentado por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular, que ejerce Vox, deberá ser tenido en cuenta por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo a la hora de decidir si las recusaciones de las defensas se rechazan de plano o se llevan finalmente a la denominada Sala del 61 del alto tribunal, un tribunal especial en cuanto a número de jueces de todas las especialidades y edades, para que el asunto se debata a fondo.

Para Marchena "la imparcialidad de un magistrado ha de vincularse a sus propios actos o resoluciones -subraya el escrito. No puede hacerse depender de la opinión de terceros que expresan su personal criterio acerca de las consecuencias políticas de un determinado pacto entre dos fuerzas parlamentarias".

"El sistema constitucional español es tan mejorable como cualquier otro de los modelos comparados", precisa el presidente de la sala de lo Penal del Supremo y añade que "es más que evidente" que la participación activa del Congreso de los Diputados y el Senado en la designación de los vocales que no proceden de la judicatura "no puede conducir a la descalificación, por su falta de imparcialidad, del presidente y de los magistrados que componen la Sala Segunda del Tribunal Supremo y que resultan llamados al enjuiciamiento de hechos calificados por el fiscal como delictivos y que la acusación atribuye a responsables políticos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?