Últimas noticias Hemeroteca

La tierna reacción de un perro tras ver a su mejor amigo 'atrapado' en la lavadora

La dueña de Habs asegura que "son inseparables"

El perro y su mejor amigo triunfa en las redes sociales. /

La lealtad es una de las características más destacables de los perros. Animales, que pueden llegar a esperar a sus dueños durante meses en un mismo lugar, que demuestran su actitud protectora con sus seres queridos cada vez que estos están en apuros. Así lo ha demostrado recientemente Habs, un perro que ha tenido que ver cómo su mejor amigo quedaba atrapado dentro de la lavadora.

Recientemente, Jacqueline Estey ha compartido un vídeo mediante el que muestra cómo su perro Habs puede llegar a convertirse en un auténtico guardián cuando ve a su mejor amigo en peligro. Un peluche, de grandes dimensiones, que ha tenido que pasar por la lavadora para someterse a una profunda renovación: "Mi perro tiene un oso de peluche con el que siempre pasa el rato y se sentó frente a la secadora todo el ciclo para asegurarse de que estaría bien".

"Si lo coges, te va a seguir hasta que se lo devuelvas"

A través de su cuenta de Facebook, la joven explica que el peluche le pertenecía originalmente a ella. Sin embargo, con el paso del tiempo, Habs le ha llegado a coger tanto cariño que ha terminado convirtiéndose en su mejor amigo: "Habs se quedó fascinado con el oso desde el primer momento. Le gusta llevarlo por toda la casa".

Entre otras cosas, la joven explica que si alguien coge al oso, el perro seguirá a esa persona hasta que se lo devuelva: "Si lo coges, te va a seguir hasta que se lo devuelvas". Por esa misma razón, cuando vio que Estey cogía al oso para meterlo en la lavadora, el perro decidió quedarse sentado hasta que terminara el programa para poder volver a reunirse con su amigo.

En busca de su mejor amigo

En declaraciones a The Dodo, Estey cuenta que nunca había visto al perro haciendo nada semejante: "Cuando me di cuenta, Habs estaba sentado frente a la lavadora y estuvo allí hasta el final del ciclo, no se movió hasta que este finalizó". Sin embargo, la historia no terminó allí. Cuando la joven decidió meter al oso en la secadora, para que pudiera volver a jugar con Habs de nuevo, el perro notó la ausencia de su mejor amigo.

Por esa misma razón, el animal volvió a la habitación en la que se encontraba la lavadora y comenzó a rascar sobre la secadora con el objetivo de que su dueña sacara a su mejor amigo de allí: "Tras escuchar a Habs rascar la puerta de la secadora decidí bajar para ver qué es lo que pasaba. Cuando entré, Habs estaba buscando a su oso entre la lavadora y la secadora". Finalmente, y después de que se secara, Estey decidió devolverle el peluche a su amigo. Desde entonces, ambos vuelven a ser inseparables.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?