Últimas noticias Hemeroteca

"No hay colapso en las oficinas de asilo, pero es cierto que no estamos cumpliendo los plazos"

  • Más de 51.000 personas han pedido asilo en España, un nuevo récord
  • Desde 2012 a 2018 se han multiplicado por 20 el número de solitudes de protección en nuestro país
  • España ocupa el quinto lugar dentro de la UE en cuanto a solicitudes de protección internacional presentadas en 2018, por detrás de Alemania, Francia, Grecia e Italia
  • La directora general de Política Interior, Carmen López, asegura a la SER que se va a multiplicar por 5 el número de funcionarios para acelerar las resoluciones
  • El Gobierno niega el "colapso" pero en sus estadísticas constan casi 68.000 expedientes sin resolver
  • Aunque no es competencia de su departamento, López asegura que el Gobierno está estudiando un nuevo sistema de citas tras las polémicas colas en comisarías para pedir cita de asilo

La directora general de Política Interior, Carmen López /

Colapso nunca, lo que sí decimos desde la OAR (oficina de Asilo y Refugio) es que el derecho de cualquier solicitante de asilo está garantizado en España, plenamente garantizado. ¿ Los tiempos ? efectivamente no se cumplen como deberíamos y sería lo óptimo a nivel de gestión , pero estamos trabajando para qué tanto por recursos humanos como por recursos técnicos como procedimentales es mejor hemos esa tasa de producción” así responde Carmen López, la Directora General de Políticas de Interior al aluvión de críticas y opiniones que apuntan a un sistema de asilo español que no acaba de ser capaz de asimilar desde hace años el incremento sin precedentes en el número de personas que llegan a nuestro país pidiendo protección.

Según los últimos datos oficiales aportados a esta redacción, 51.029 personas han pedido asilo en España a 30 de noviembre, una cifra record desde que hay ley de asilo en España en 1984, y que se ha multiplicado por 20 en solo 6 años, dado que en 2012 fueron solo 2.588 los solicitantes de protección internacional en nuestro país. Los ciudadanos de Venezuela superan este año las 18300 peticiones, y tal y como avanzó la SER, el número de centroamericanos que llegan a España en busca de protección también supera cualquier estadística anterior.

El sistema de asilo en España está saturado desde hace años ante la falta de previsión de los distintos gobiernos. Ni la exponencial crecida en el número de peticiones de asilo hicieron aumentar el número de funcionarios( hasta hace unos meses era la misma cantidad de funcionarios , unos 60, los que gestionaban las solicitudes , los mismos que hace más de 30 años) o se atrevieron a cambiar la aplicación informática obsoleta diseñada para unas pocas solicitudes. Este gobierno ha asegurado desde el inicio que pretende mejorarlo pero de momento sólo se intenta con una de las 3 patas del sistema, esta de Política Interior que se encarga de resolver los expedientes una vez en el sistema. Las otras dos patas muestran carencias graves según las ONG, el Defensor del Pueblo o el ACNUR. Por un lado la de la secretaría de estado de seguridad, de la que depende la Policía Nacional que es la que está regulando el acceso y realiza las entrevistas( un sistema colapsado) y la secretaria de estado de migraciones que se encarga de la acogida de los casos vulnerables.

En las últimas semanas las carencias de este sistema han quedado al desnudo con imágenes como las de las colas de familias enteras teniendo que pasar la noche a la intemperie en comisarías, como la madrileña de Aluche, simplemente para pedir la cita de cara a formalizar la petición de asilo. Frente a esas denuncias de ONG o ante el Defensor del Pueblo por los propios afectados por ejemplo, la responsable de resolver sus casos una vez formalizados en el ministerio del Interior explica en una entrevista a la Cadena SER las medidas que está tomando desde que asumió el cargo hace ahora 5 meses para acelerar los plazos una vez que se formalizan las solicitudes porque el acceso a las citas a través de la policía no dependen de ella.

España está incumpliendo la directiva europea de procedimiento de asilo de 2013 que fija en un plazo máximo de 6 días la cita para que se realice la primera entrevista a un peticionario de asilo, sin embargo la Policía Nacional está dando citas en España para 2020.

López insiste en esto, en diferenciar los problemas de acceso al sistema, en referencia a esa situación que se viene dando en las comisarías con la Policía Nacional (algo que no es competencia suya directa) con los derivados de la resolución de los expedientes una vez formalizadas las peticiones de asilo, eso sí materia plena de su responsabilidad.

“En diversas reuniones y por supuesto siguen instrucciones del ministro, tanto policía como nosotros estamos haciendo todo un esfuerzo a la hora de optimizar como digo nuestros recursos y tomar medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir (en referencia las colas para las citas). Policía está trabajando ello y en un corto plazo de tiempo entrarán en vigor” afirma López.

"Nuestro objetivo es reducir al máximo el tiempo de espera"

“Estamos ahora mismo valorando obviamente con la policía todo tipo de medidas que aligeren por supuesto el tiempo de cita y estamos proponiendo medidas de mejora. Respecto a nuestros tiempos, que serían a partir de la entrevista, que actualmente se está realizando también por la policía, nosotros sí que estamos estudiando establecer un nuevo sistema a la hora de que la formulación de la solicitud y por lo tanto luego la instrucción se hagan en la OAR” explica la responsable de asilo en el Ministerio del Interior, que después de más de 20 años en la administración asumió a inicios de julio esta nueva responsabilidad.

Lo cierto es que la ley de asilo en España fija en 6 meses el período máximo en el que la administración debería resolver los expedientes pero rara vez se cumple, ahora mismo según la propia OAR el plazo medio de resolución está en 252 días, es decir, más de 8 meses, pero en realidad hay nacionalidades como los iraquíes que esperan hasta 3 o 4 años hasta que España les responde sobre su petición de asilo.

El problema añadido a esta lentitud en las respuestas de la administración es que se van atascando expedientes, ahora mismo hay más 67981 peticiones sin resolver acumuladas, y el número de funcionarios actuales es insuficiente para resolverlo.

Multiplicar por 5 el número de funcionarios después de más de 30 años

231 funcionarios se acabarán incorporando a esta pata del sistema de asilo de manera progresiva, “no aceptamos lo de colapso porque incluso sin incorporar a todos los interinos de la oferta de empleo extraordinaria y sin incorporar todas las modificaciones la OAR está funcionando. Eso sí, obviamente, no al ritmo que se debiera porque si los recursos son menores obviamente que la entrada que hay es difícil que vayamos al día. Somos conscientes y como bien comentó el ministro la situación es lamentable en el sentido de que hay mucho menos recursos de los que son necesarios con respecto a la entrada de peticiones de asilo” reconoce López.

“Obviamente si multiplicamos por 5 nuestros recursos, pues quizá podamos dividir por 5 el tiempo de tardanza, no lo sé, es que los expedientes no son expedientes sencillos, no son expediente automáticos, no podemos ni siquiera acumular resoluciones como permite la Ley de Procedimiento Administrativo, nosotros no podemos hacerlo” se defiende frente a las críticas habituales del atasco de expedientes que se acumulan cada año en el Ministerio del Interior, “lo que si es cierto, y eso sí que lo tenemos que reconocer, que nuestra tardanza en la resolución lleva consigo un perjuicio en ese sentido al solicitante cuando no está resuelto su expediente en uno o en otro sentido. Está claro que la OAR con los medios actuales que estamos incorporando lo que va a hacer es resolver en menor tiempo y atender a este cambio de nacionalidades” augura

Niega que la salida de interinos vaya a empeorar la situación

“Ya no solamente al 8 diciembre (cuando saldrán casi 80 interinos a los que se les cumple el plazo máximo de 3 años de contrato para esta labor) hoy mismo ya hay incorporados más funcionarios interinos y tres funcionarios de carrera desde la semana pasada. Son más que los ya no estarán a partir del 8 de diciembre” defiende frente a las denuncias de los sindicatos que auguran que cuando salgan estos técnicos con experiencia en la gestión del asilo el sistema va a empeorar notablemente.

“Es cierto, estos nuevos interinos, al igual que los interinos que se incorporaron de forma temporal, no tienen experiencia en la tramitación de los expedientes pero al igual que se hizo entonces en 2015, el grueso de los que hay exactamente 56 personas y han pasado por una formación con ACNUR, pero vamos, prevemos que en la próxima CIAR ( la comisión a la que se presentan los expedientes) el número de expediente sea similar a los que hemos estado presentando hasta ahora. Peor conforme se vayan incrementando el número de efectivos el número de expediente resuelto se igualmente aumentará” asegura.

López afirma a la SER que su departamento estudia proponer una reforma de la ley de asilo que se adapte a la nueva realidad pero paralelamente ha descartado el borrador del reglamento de la ley actual que desde 2009 funciona sin él, “lo hemos parado porque vamos a esperar como queda el sistema de asilo europeo que también se está modificando” afirma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?