Últimas noticias Hemeroteca

Un imperial Messi lidera la goleada del Barça en Cornellà

  • El astro argentino se reivindicó con un partidazo en el que anotó dos goles de falta y lideró a su equipo a una abultada victoria (0 - 4) en el derbi catalán
  • Dembélé y Luis Suárez anotaron los otros dos goles del partido

Messi celebra su gol de falta ante el Espanyol / ()

El Barça se impuso en el derbi (0 - 4) con una primera parte impresionante y liderados por un Messi que hacía dos goles de falta para liderar la goleada. La victoria pone a los blaugranas más líderes de la Liga Santander y reafirma al argentino dentro de un equipo que manejó el encuentro de principio a fin.

EL PARTIDO EN 30 SEGUNDOS

El Barça se impuso en Cornellá tras una gran primera mitad y un gran Messi, que se reivindicó tras quedar quinto en el Balón de Oro el pasado lunes. Los dos goles de falta fueron lo mejor del partido del argentino

LA CLAVE

El primer gol de Messi. Con el gol de falta del astro cambió el encuentro y dio alas al Barça, que hizo la mejor primera parte del año ante un estéril Espanyol+

LA ESTRELLA

Lionel Messi. Sin ninguna duda el hombre del partido. Marcó dos goles de falta, participó el gol de Dembélé e hizo uno de sus mejores partidos de la temporada

El FC Barcelona y el Espanyol se enfrentaban en Cornellá en uno de los derbis catalanes a priori más igualados de los últimos años. Los de Ernesto Valverde llegaban tras hacerse el liderato en la última jornada en detrimiento del Sevilla, mientras que los de Rubi habían perdido impulso en los últimos partidos tras hacer un extraordinario inicio de temporada. Aun así, solo siete puntos separaban a ambos equipos en la clasificación, y se preveía un duelo lleno de emoción.

El encuentro comenzaría con un dominio alterno entre ambos conjuntos, aunque serían los locales los que tendrían la primera gran ocasión del partido tras una buena contra, aunque Borja Iglesias mandó el balón desviado.

Messi y Dembélé dan ventaja al Barça

Messi pega el balón en el primer gol del partido / ALBERT GEA (REUTERS)

Tras el aviso perico, el Barça fue ganando terreno ante un Espanyol que lo esperaba muy atrás e intentaba aprovechar sus opciones a la contra. La gran oportunidad culé llegó cuando se cumplía el minuto quince del partido. Una peligrosa falta desde la frontal era aprovechada por Leo Messi, que colocaba el balón en la escuadra sin que nada pudiera hacer Diego López para detener el disparo. Golazo del astro argentino para abrir el marcador solo unos días después de que se confirmara su quinto puesto en el Balón de Oro 2018.

El Barça se crecía y Luis Suárez pudo hacer el segundo, aunque Diego López respondía despejando el balón con las piernas. Era solo un aviso de lo que estaba por llegar. Messi volvía a ser protagonista, y sacaba un gran pase a la banda que encontraba a Dembélé. El francés recortaba y metía un golazo batiendo a Diego López y haciendo el segundo para el Barça con tan solo 25 minutos de partido disputados.

El Espanyol asomó la cabeza tímidamente, pero Messi continuó su recital durante la primera mitad y un centro suyo dejaba asolo a Luis Suárez, que estrellaba el balón en el palo. No se quedaba ahí el Barça. Un centro de Dembélé encontraba a Rakitik, cuyo centro era contestado por una gran parada de Diego López. Messi cazaba el rechace y estrellaba el balón en el palo. Los de Valverde estaban arrolladores y parecía que el descanso les iba a venir muy bien a los locales, que no sabían como contrarrestar el poderío azulgrana.

Suárez sentencia antes del descanso

El equipo blaugrana pondría la guinda antes del intermedio. Un pase de Démbéle ponía a Luis Suárez con el esférico dentro del área. El uruguayo se quedaba casi sin espacio, pero apuraba línea de fondo y metía el balón por debajo de las piernas de Diego López y sentenciaba el encuentro antes del descanso mientras el Espanyol no encontraba la manera de frenar la sangría visitante.

El Espanyol intenta reaccionar

Los de Rubi salieron del túnel del vestuario con la intención de maquillar el resultado y no perderle la cara al partido. Los pericos llevaron la iniciativa en los primeros minutos de la segunda mitad, y acecharon el área blaugrana aunque sin perturbar la tranquilidad de Ter Stegen. Además, los locales movían el banquillo con intención de meterse en el partido. Hernán Pérez y Óscar Melendo se retiraban del campo dando entrada a Leo Batistao y a Sergio García respectivamente, pero los cambios no tendrían el efecto esperado.

Dembélé fue el otro gran hombre del derbi / Toni Albir (EFE)

Messi hace el cuarto y definitivo

De nuevo sería Messi el que volvía a hacer una nueva genialidad. El astro argentino hacía el segundo tanto de falta directo y sentenciaba definitivamente el encuentro en uno de sus mejores partidos del curso.

El tanto de la estrella calmaba definitivamente los ánimos de Cornellá. Valverde ya había aprovechado para mover el banquillo y dar descanso a un gran Dembélé para dar entrada a Coutinho. Poco después se retiró Luis Suárez para dar entrada a Munir. La suerte tampoco acompañó al Espanyol durante el partido y un gol de Duarte fue anulado por el VAR por fuera de juego. El resto del derbi trancurriría con el Barça dejando pasar los minutos mientras el Espanyol se acercaba tímidamente al área, pero sin poder hacer gol.

Finalmente el encuentro se resolvería por 0 - 4 para la entidad azulgrana, que hacía una de las mejores primeras partes del año, se ponía más líder de la Liga Santander y se llevaba con autoridad un derbi que manejó de principio a fin. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?