Últimas noticias Hemeroteca

Un empate frustrante

El Sevilla pierde dos puntos en la última jugada del partido cuando acariciaba un triunfo de mucho peso

La decepción por el empate cosechado en Valencia tardarán en olvidarla los aficionados del Sevilla. Y no porque el punto sea malo, sino porque a segundos de terminar el encuentro el equipo de Machín tenía amarrado un triunfo de tremendo peso matemático y moral. El primero que sale en la foto del desastre es Muriel. El colombiano, puro candor futbolístico, regaló una falta al Valencia inadmisible para un jugador de primer nivel. En la segunda instantánea aparecen los centrales del Sevilla, que echaron a perder un espectacular trabajo defensivo, y André Silva que se dejó ganar la posición por Diakhaby en el remate decisivo. Sumen el espectacular balón puesto por Dani Parejo y tendrán la ecuación que trajo la decepción a la parroquia blanca. Por si fuera poco, pocos minutos antes el delantero portugués del Sevilla había un balón al palo que hubiera supuesto el 0-2 y un triunfo clave en la pelea por la cuarta plaza.

El encuentro tuvo fases de dominio alterno pero el Valencia fue con más fe y contundencia en la primera mitad. De hecho con el encuentro recién comenzado Vaclik realizó una parada espectacular que evitó el gol de Garay. De la mano de Banega, Escudero y Promes, el equipo de Machín pudo sacudirse durante algunos minutos del acoso local aunque sin crear apenas peligro en la portería de Neto. El conjunto de Marcelino aunque no propició más ocasiones claras merodeó con insistencia el área sevillista en el tramo final de la primera parte.

El inicio de la segunda mitad aventuraba de nuevo complicaciones por el empuje ché pero emergió la figura de Pablo Sarabia para conseguir un tanto que parecía poner al Sevilla en el camino del triunfo y de paso noquear a un rival directo. Para ese momento ya había aparecido la figura de Promes en el partido ofreciendo un espectacular e inesperado rendimiento en la posición de carrilero derecho. El Sevilla se hizo dueño del partido. Controlaba las acometidas del rival con la solvencia defensiva de sus centrales y creaba las ocasiones necesarias para dar el demandado por sus seguidores manotazo en la mesa de los sevillistas en los estadios de primer fuste. Dos tiros a los palos, el de André Silva casi inexplicable, y otra oportunidad para el Mudo Vázquez debieron sentenciar el partido y forzar al Barcelona a recuperar el liderato. El final de la historia ya lo conocen

Valencia CF (1): Neto, Wass, Garay, Paulista (Diakhaby, minuto 63), Gayá, Soler, Dani Parejo, Coquelín, Guedes (Cheryshev, minuto 61), Rodrigo y Santi Mina (Batshuayi, minuto 69).

Sevilla FC (1): Vaclík, Promes, Mercado, Kjaer, Sergi Gómez, Escudero, Banega, ‘Mudo’ Vázquez (Amadou, minuto 77), Sarabia, Ben Yedder (Muriel, minuto 85) y André Silva.

Goles: 0-1, minuto 55: Sarabia. 1-1, minuto 92: Diakhaby.

Árbitro: Estrada Fernández, catalán. Amarillas para ‘Mudo’ Vázquez, Promes, Mercado y André Silva.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?