Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Tenis

Rafa Nadal se convierte en el mejor tenista de la historia tras ganar el Abierto de Australia a Daniil Medvedev

El español con 21 Grand Slams supera a Djokovic y Federer tras remontar una final épica frente a Daniil Medvedev en cinco sets: 2-6, 6-7, 6-4, 6-4 y 7-5

Rafael Nadal durante la final del Open de Australia / FREY - TPN

Rafa Nadal hace historia en el deporte mundial y se convierte en el primer tenista masculino en conseguir 21 Grand Slams tras remontar una final épica frente a Daniil Medvedev en cinco sets: 2-6, 6-7, 6-4, 6-4 y 7-5 en una final que ha superado las cinco horas y que ya es historia de este deporte. El tenista español empezó muy dubitativo con muchos errores no forzados, sin embargo, cambió su forma de jugar y protagonizó un punto de inflexión en el tercer set que a la postre le ayudaría a escribir con oro su nombre dentro de la historia del tenis. Es su segundo Open de Australia tras el conseguido hace once años en 2009 y supera a Djokovic y Federer con mayor número de Grand Slams.

El primer set

Una pitada monumental recibió en la Rod Laver a Daniil Medvedev, que continúa siendo uno de los villanos del circuito. Ese papel pareció auparlo y motivarlo a un primer set claro a su favor.

El partido comenzó tal y como lo esperábamos con puntos muy largos y con un servicio potente y decisivo para el ruso Daniil Medvedev. Era capaz de dominar su saque y apenas sufrir cuando se trataba de Rafa Nadal comenzando el juego. Encima el balear nunca se encontró cómodo en su servicio, en muchas ocasiones incapaz de llevárselo en su primer intento era forzado al segundo donde se toman menos riesgos.

Los errores no forzados marcaron un set que se rompió con el break de Medvedev en el cuarto juego. El ruso orientó este set y se lo aseguró para iniciar la ventaja en el partido por 6-2.

El segundo set

Más de 80 minutos peloteando en el que se ha vibrado con varias roturas del servicio. Nadal fue capaz de recuperar su mejor versión y firmar dos breaks al tenista ruso que vivió sus peores momentos en el choque. El punto de inflexión llegó con la posibilidad de 4-1 para Rafa, quien no fue capaz de aprovecharlo y vio como su rival era capaz de recuperar, mediante un revés infalible, la renta para forzar el tie break.

En el juego decisivo jugado a muerte súbita las sensaciones parecían estar del lado del balear, sin embargo, sus errores no forzados y su poca fiabilidad en el servicio pusieron en bandeja el set para Medvedev. El ruso se hizo con el segundo set por 7-6.

El tercer set

Un incansable Rafa Nadal insistía en creer en el milagro de poder remontar un partido, que nunca bajo estas condiciones cayendo en los dos primeros sets había logrado antes. El tenista español se aferraba al choque mientras Medvedev mostraba su lado más polémico con el público australiano. La defensa del servicio de Rafa Nadal era titánica y la pista central se rendía al esfuerzo del español. Este tercer vivió su punto de inflexión en el break que firmó a Nadal bajo el servicio del tenista ruso.

Más información

Una lucha que superaba las tres horas y que demostró que estaba presente el verdadero Rafa. El balear firmó a su favor el tercer set con un último juego que se llevó en blanco y que le valió para recortar diferencias en el partido. El choque se orientaba a una remontada épica, impensable siquiera hace apenas un par de meses cuando Rafa Nadal no se encontraba en un estado físico óptimo.

El cuarto set

Nuevos enfrentamientos entre Medvedev y el público australiano después de que estos celebrasen eufóricos cada fallo del tenista ruso. El partido, tal y como se pudo seguir durante la retransmisión en Carrusel Deportivo con Dani Garrido, iba en camino de acabar en una remontada. Cascada de breaks en los cuatro primeros juegos de este set, con dos para Rafa y uno para Medvedev. El español aupado por una condición física superior a la de su rival dominó esta parte del encuentro.

Rafa Nadal fue capaz de empatar el partido de una manera impresionante a través de su mejor tenis durante el partido y gracias a su tercera rotura del saque del número dos del mundo, se llevó al bolsillo un increíble set por 6-4 nuevamente. Una mala lectura del ruso que le ha puesto en bandeja una trabajadísima remontada al balear. Nunca antes había sido capaz de igualar dos sets abajo en una final.

El quinto set

El más largo y emocionante del partido. Con la presencia ya de los fisios a petición de Daniil Medvedev comenzaba el último y decisivo set en el que se vio a un Rafa Nadal entero y físicamente superior al jugador ruso. Las sensaciones del cuarto set se ratificaban en este quinto gracias a una muestra superlativa de sacrificio por parte del manacorí. Uno de los grandes puntos de inflexión llegó con en el break en el quinto juego de Rafa Nadal, que puso de cara la gran final.

Confirmó su dominio con el 4-2 llegando a las cinco horas de partido, que se complicó con el break del ruso en el set point para Rafa, pero que por suerte terminó finalmente con un nuevo 'break' firmó el 7-5 y encumbró de forma definitiva y con mucha tensión y sufrimiento a Rafa Nadal como el mejor tenista de la historia. Ha superado el número de Grand Slams de Novak Djokovic y Roger Federer, que se encuentran un peldaño por debajo y se quedan en 20.

Así te hemos contado la final en directo

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad