Sociedad

"En Vallecas no lo vamos a permitir": la indignación de una aficionada contra el técnico del Rayo Femenino que bromeó con una violación grupal

Una aficionada vallecana cuelga varias pancartas contra Carlos Santiso después de conocerse un mensaje que este envió a través de Whatsapp donde hablaba de hacer "como los de la Arandina", en referencia a los abusos que tres futbolistas cometieron hacia una menor de edad

"En Vallecas no lo vamos a permitir": El brutal testimonio de una mujer contra el técnico del Rayo

Madrid

"Es una vergüenza. Es una impotencia. No sé qué hay que hacer, o a qué están esperando. ¿Más manadas? ¿Acaso esperan que nuestras hijas no puedan salir a la calle? ¡No lo vamos a permitir! ¡En Vallecas no lo vamos a permitir!". Así de crudo ha sido el testimonio de una vecina de Vallecas (Madrid) que ha acudido a las instalaciones del Rayo para mostrar su apoyo al equipo femenino y su indignación con el entrenador del conjunto, Carlos Santiso.

Las palabras del técnico, que hace cuatro años dijo por Whatsapp que había que hacer "como los de la Arandina" —en referencia a los abusos que tres futbolistas cometieron hacia una menor de edad—, han causado un profundo dolor en esta aficionada, que ha querido expresar su enfado hacia el técnico y la directiva a pie de campo.

"Nos matan, nos violan y (Martín) Presa ahí, contratando a entrenadores que incitan a que nos violen. Tengo hijas y esto es una vergüenza", ha declarado la aficionada. "Soy aficionada del Rayo, pero vengo en calidad de madre, hija y hermana. Una persona no puede hacer esas declaraciones. No se puede incitar a que se viole a una mujer", ha dicho la aficionada.

La mujer ha colgado varias pancartas en el campo en las que se podían leer mensajes como "No queremos machistas en Vallecas" o "No queremos perdones, Santiso. Te queremos fuera".

Junto a esta mujer, otros vecinos y aficionados se han acercado a la ciudad deportiva para expresar su malestar ante la ausencia de medidas por parte del club rayista. "Habría que preguntar a las chicas y a las jugadoras qué opinan de esto. Lo que ha dicho no tiene sentido. Esas palabras, para mí, ya son una agresión. No debería estar entrenando", ha asegurado Javier, otro aficionado que ha acudido a ver el partido.

"Son declaraciones que están fuera de lugar. Aunque haya salido este caso, hay muchos que todavía se toleran. Este puede ser un primer paso, un primer toque en público para hacer ver que este tipo de mensajes están mal. De todas formas, después de lanzar estos mensajes, entrenar a un equipo femenino es una falta de respeto. La directiva sabía perfectamente lo que había hecho este hombre, es una falta de respeto", ha dicho otra aficionada rayista.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad