Fútbol

Un derbi muy derbi

Arandina y Mirandés B se reparten los puntos en un duelo muy intenso y tenso y marcado tristemente por el colegiado

Lance del derbi entre la Arandina y el filial del Mirandés en El Montecillo

Aranda de Duero

A veces las rivalidades se crean de la nada. O de continuos episodios que se han dado durante un periodo de tiempo por parte de dos equipos. En eso parece que se han convertido los enfrentamientos entre el filial del Mirandés B y la Arandina. Normalmente para mala suerte de los blanquiazules, apeados en su últimos playoffs por los cachorros jabatos y sufridores de derrotas en el ENCE. Y este miércoles en El Montecillo, un capítulo más. Esta vez con espectáculo en el banquillo y en el arbitraje. No pasan desapercibidos estos partidos.

En lo deportivo y referente al choque, mucha intensidad pero pocas concreciones. En el minuto 7 Koke tenía la primera para los locales con un disparo que repelía el guardameta. La Arandina era incisiva pero no terminaba de cuajar sus acciones, tampoco el Mirandés que transmitía sensación de peligro sin tirar a puerta. También fue destacada una atrevida cabalgada de Átomo que forzó un gran golpe franco para los de Álex Izquierdo, pero Santa la mandó por encima del marco rival.

El espectáculo llegó, lamentablemente, desde el lado arbitral en el final de la primera parte. Sanchís, al recibir un balonazo de Santa en un despeje, se encaró con él. El entrenador de la Arandina, al que pocas veces se le conoce exaltado, apartó con un empujón al jugador visitante. Se armó una tangana, lío entre banquillos, expulsión para Álex y amarilla para otro integrante del banquillo blanquiazul. Ni una cartulina sin embargo para ningún integrante rojillo ni mucho menos para quien inició todo el proceso. Una rigurosa decisión nada compartida en la grada, de un colegiado que se convirtió desde ese momento en el protagonista. Algún día, entenderá la Federación que es un error que los árbitros de los derbis sean de la misma provincia. Y por si fuera poco, en un lance final del partido el recién llegado Isra tuvo un corte en la zona de la ceja a priori, por lo que tuvo que retirarse como ven en el siguiente vídeo. A pesar de ello pudo continuar.

En la segunda parte, lo mismo. Mucha intensidad y pocas concreciones, más allá de un fuerte disparo visitante que Paisa despejó aunque con no mucha seguridad. Hasta que llegaron los cambios. Mario y Vitolo dieron un punto más. Adame cabeceó con mucho peligro un saque de esquina que salió lamiendo el palo. Y la Arandina comenzó a carburar. Fue superior en juego, en insistencia. Tuvo más presencia, fue más ofensiva... Pero una vez más sin precisar. Faltó tirar a puerta, ser más concisos en los pases... Y sobre todo, marcar un gol. Que contra el Mirandés parece lo más complicado. El próximo duelo, este mismo domingo también en El Montecillo y ante el salmantino CD Ribert.

Orgulloso

Arrepentido por su acción -que le puede conllevar más de dos partidos de sanción- pero también orgulloso de sus jugadores. Así se mostró Álex Izquierdo al término del encuentro ante el filial rojillo. Por la intensidad de los suyos pero sobre todo porque todo el equipo ha demostrado estar enchufado cuando, en noches como la de este miércoles, toca hacer rotaciones. Juan del Rincón y el recién llegado Isra, por ejemplo, cuajaron buenas actuaciones. Valora Izquierdo sumar ante un rival en forma y complejo, y no se fía de su próximo rival aunque esta vez sí, espera sumar de tres por primera vez en 2022. Que ya toca, y ya se lo merecen los blanquiazules.

Álex Izquierdo siguió el partido desde la cabina / Cadena SER

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad