El cine en la SEREstrenos Cine
Cine y TV

Tammy Faye, la telepredicadora de ojos grandes

Jessica Chastain protagoniza 'Los ojos de Tammy Faye', un papel por el que la actriz busca una nueva nominación al Oscar

Jessica Chastain como Tammy Faye Bakker © 2021 20th Century Studios All Rights Reserved

Madrid

Durante más de 14 años, desde 1974 a 1989, Tammy Faye Messner y su marido, Jim Bakker, fueron los telepredicadores evangélicos más famosos de los Estados Unidos. Sus programas de televisión llegaron a verse vía satélite en más de 30 países y al año facturaban más de 200 millones de dólares, pero debido a diversos escándalos financieros y personales su imperio mediático religioso se desmoronó estrepitosamente.

La vida de Tammy Faye Bakker se contó primero en un documental dirigido por Fenton Bailey y Randy Barbato. Ahora es Jessica Chastain la que se pone en la piel de esta mujer que siempre aparecía en las pantallas con un maquillaje excesivo que resaltaba sus grandes ojos. Un proyecto que la actriz tenía en su agenda desde hacía varios años.

“Me preparé durante cerca de siete años para este papel. No sabía cuándo íbamos a hacer la película, pero estaba segura de que llegaría en algún momento. Me aprendí todo sobre ella. Empecé trabajando con un “coach”, porque el acento de Minnesota es muy particular. Además, su voz es mucho más aguda, como la de Betty Boop. En lo que se refiere a su trabajo como cantante, una cosa fenomenal que descubrí sobre ella es que grabó más de 20 álbumes de canciones en las que tiene una voz grave y potente que a veces se vuelve aguda cuando vuelve a hablar. Es algo asombroso”, explicaba la estrella norteamericana en el pasado Festival de cine de San Sebastián.

Efectivamente, a lo largo de la película Jessica Chastain canta, alternando la voz aguda con la grave y cambia y deforma su físico en una de esas actuaciones que parecen calculadas y diseñadas al milímetro para lograr una candidatura al Oscar. De momento, por este papel ha conseguido una nominación a los Globos de Oro y el premio a la mejor interpretación en el pasado Festival de cine de San Sebastián.

Jim Bakker, el marido de Tammy Faye, está interpretado por Andrew Garfield, el actor que hizo de Spiderman y al que hemos visto en títulos como La red social, Hasta el último hombre o este mismo año en el musical de Netflix Tick, Tick… Boom. El film está dirigido por Michael Showalter, el realizador de La gran enfermedad del amor, que a lo largo del metraje refleja cómo funciona el negocio de la religión en Estados Unidos, unas organizaciones mediáticas apoyadas por los sectores más conservadores y reaccionarios del país.

También retrata a esta mujer excéntrica que deambula entre la inocencia, la mentira, el glamour por cumplir el sueño americano y su deseo de servir sinceramente a los demás, sin dejar muy claro, eso sí, si Tammy Faye Bakker fue una farsante consumada o un alma cándida.

Cómo apunta Jessica Chastain la película también analiza cómo, durante muchos años, se ridiculizó a esta mujer solo y únicamente por su aspecto físico y por el exceso de maquillaje en su rostro. “Examinamos a las mujeres y cómo las hemos tratado en los medios”, explica la intérprete. “Si miras el documental de Britney Spears; el caso de Mónica Lewinsky; a la fiscal Marcia Clark en el juicio de O.J. Simpson o la historia que se contaba en la película Yo, Tonya, comprobarás que, muchas veces, vemos a las mujeres de forma injusta porque nos centramos en su apariencia física y su atractivo sexual. Las hemos convertido en payasas. No ponemos el foco en qué hicieron, qué consiguieron o qué dijeron. Nos hemos centrado más en si eran agradables a la vista o a los oídos. Estoy convencida de que, como sociedad, estamos revaluando eso. Llevo en la industria exactamente diez años y hay una enorme diferencia en estos últimos tiempos”.

El 8 de febrero se sabrá si Jessica Chastain consigue o no su tercera nominación, después de las que obtuvo por sus papeles en Criadas y señoras y La noche más oscura, y se acerca a ese deseado Oscar que aún no tiene y que persigue. El personaje de Tammy Faye es, probablemente, un buen camino para conseguirlo, aunque la película, en su conjunto, no le ayude del todo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad