Fútbol

'Chirola' desatasca a la Arandina

El cuadro blanquiazul suma los tres primeros puntos de 2022 tras superar a un peleón Ribert en un partido poco vistoso

Lance del partido / Cadena SER

Aranda de Duero

Quizás fue el partido menos vistoso de la Arandina en lo que va de año, y no el mejor, pero sí en el que logró el primer triunfo. Los de Álex Izquierdo se presentaban en El Montecillo con el objetivo de hacer bueno el empate del pasado miércoles ante el Mirandés B y traducir las buenas sensaciones de la segunda vuelta en resultados frente al Ribert. Fue posible gracias a la insistencia y a la determinación, aunque a veces el equipo parece adolecer de un delantero puro que salve de este tipo de encuentros a los blanquiazules.

Y eso que la Arandina salió con fuerza al campo. En los primeros minutos ya advirtió el cuadro blanquiazul de sus intenciones con un centro chut de Chirola que se le complicó al meta rival. En el 14’, el segundo aviso con un disparo de Santa desde la frontal que salió rozando el palo. Y un minuto después, el gol. Buen robo de Ayoub en tres cuartos, y no falló ante su oponente. 1-0. Fueron muy buenos los primeros minutos de los ribereños, pero hasta ahí. Porque el gol, más que espolear al equipo, le durmió. El Ribert fue ganando balón y protagonismo, con un aviso de Rorro que obligó a intervenir a Paisa. Y de ahí, el empate. Fallo defensivo y nuevamente Rorro ante el meta, pero sin fallar. Empate. Otra vez a remar. Solo Vitolo pudo sorprender para desequilibrar la balanza, pero con esas el partido se fue al descanso.

Y la segunda parte comenzó pareja. La Arandina con intención y algún aviso como el del Chirola en el 49’... Pero poco más. Porque los locales eran un quiero y no puedo. Ayoub salió del campo, y revulsivos como Pedro o Átomo seguían esperando su oportunidad. Quizás habría sido más práctico darles entrada antes. Porque el Ribert se metía atrás, pero los blanquiazules parecían perder mordiente. Y porque los cambios, ya sí realizados, provocaron una mayor insistencia de los locales, ante un cuadro -el charro- que se quedó con uno menos por una discutida segunda amarilla a Álex.

Chirola, salvador

Y ahí cambió el partido. Primero con una buena jugada de toque -en un césped maltrecho es difícil- que acabó haciendo intervenir al meta salmantino, David García, ante el remate de Santa. Y después, con el 2-1, que nació de ese córner. Básicamente porque fue un golazo olímpico del Chirola, que se atrevió. Y le salió bien. Con el resultado los blanquiazules se vinieron arriba pero sin concretar, ante un Ribert ya sí noqueado.

Con el triunfo, la Arandina sigue enganchada a la zona playoff, pero fuera de esta. Los resultados invitan a pensar que va a haber muchos invitados a una fiesta de fin de temporada muy disputada. Ahora a los de Álex (contento por los tres puntos y por la fe del equipo -aunque es consciente de que hay que hacer autocrítica para mejorar los errores-) descansarán en la próxima jornada para visitar en 10 días al Real Ávila, en lo que sin lugar a dudas será un partido clave en las aspiraciones de los ribereños para poder sacar un ticket de acceso a esa fiesta tan singular.

Los jugadores de la Arandina celebran el triunfo ante el Ribert / Arandina CF

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad