Hoy por Hoy matinal ValdepeñasHoy por Hoy matinal Valdepeñas
Sociedad

Un camionero multiplica casi por siete la tasa de alcohol permitida en la Autovía A-4

Este camionero fue interceptado en la Autovía A-4, a la altura del término municipal de Valdepeñas (Ciudad Real)

Foto de recurso de un control de la DGT

Valdepeñas (Ciudad Real)

La Guardia Civil ha investigado a un camionero cuando circulaba por la Autovía A-4, en sentido hacía Andalucía, superando casi en siete veces la tasa de alcohol permitida al volante. Un suceso que se produjo el pasado viernes, sobre las 16h, cuando un usuario de esta Autovía dio aviso a la Guardia Civil de Tráfico. Todo ello, porque observó un camión que circulaba en zigzag y de forma peligrosa.

Tras ello, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico se desplazó hasta este lugar para interceptar dicho camión. Seguidamente, lograron que detuviera su marcha a la altura del kilómetro 210 de esta A-4, a la altura del término municipal de Valdepeñas (Ciudad Real). Una vez detenida la marcha, se le practicó la prueba de alcoholemia al conductor de este vehículo articulado. Una prueba en la que arrojó una tasa positiva de 1’06 y 1’03 mg/l de aire espirado en primera y segundas pruebas, respectivamente.

Con todo ello, este camionero casi multiplicaba por siete la tasa de alcohol permitida (establecida en 0,25 mg/l de aire aspirado). De esta forma, este conductor ha sido investigado por un delito contra la seguridad vial al conducir bajo los efectos del alcohol. Además, ante la elevada tasa irá a juicio rápido por estos hechos delictivos.

Por último, las diligencias llevadas a cabo por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Valdepeñas, quien deberá de decidir la pena que se le impone a este conductor por circular borracho con su camión.

Más de 0,60 mg/l... delito penal

Asimismo, este camionero se enfrenta a una condena de entre tres y seis meses de prisión, de seis a doce meses de multas económicas o de trabajos en beneficio para la comunidad y a la pérdida del carnet de conducir durante un período que puede ir de uno a cuatro años.

Unas penas que se imponen tras superar el umbral de los 0,60 mg/l de aire espirado. Una tasa con la que ya se considera delito penal y, de ahí, esas penas previstas en el código de circulación. No obstante, si esa tasa fuese menor, se impondrían multas económicas, así como la pérdida de hasta seis puntos, en función de la tasa que se arroje en sendas pruebas de alcoholemia practicadas por la benemérita.

De hecho, la DGT realiza, periódicamente, campañas de vigilancia de alcohol al volante, con la realización de diferentes controles aleatorios en diferentes carreteras. Todo ello, para que los conductores lleven la tasa más segura posible: 0,0.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad