Cine y TV

"No me queda más espalda sin acuchillar": la aclamada parodia de 'Polònia' sobre la guerra interna del PP

Apenas unas horas después de que estallara la guerra interna en el partido, Polònia publicaba la parodia

Polònia recrea la guerra interna en el PP. / Polònia

Madrid

Hace apenas unas horas, el Partido Popular saltaba por los aires tras la publicación de varias informaciones acerca de una presunta contratación fraudulenta por parte del Ejecutivo madrileño y una supuesta investigación orquestada por la dirección nacional del partido contra Isabel Díaz Ayuso. Una noticia que llevaba a la presidenta de la Comunidad de Madrid a convocar una rueda de prensa en la que denunciaba que nunca había podido imaginar que la dirección nacional de su partido actuara de manera tan cruel y tan injusta contra ella.

A esta primera comparecencia le seguirían otras como las protagonizadas por José Luis Martínez-Almeida y Teodoro García Egea que echaban todavía más leña al fuego, quien negaba una supuesta investigación a Isabel Díaz Ayuso y anunciaba que abrirían un expediente informativo contra la misma por las acusaciones "crueles e injustas" contra la dirección del partido: ""Vamos a abrir un expediente informativo a Isabel Díaz Ayuso y nos reservamos las actuaciones oportunas". Apenas unas horas después de esta guerra que acababa de comenzar, el programa satírico de la TV3 Polònia ha publicado una parodia que narra la situación actual en el Partido Popular.

La guerra entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso llega a Polònia

Basándose en la canción La revolución sexual de La casa azul, el programa ha creado un tema que refleja lo sucedido durante estas últimas horas en el Partido Popular y los posibles escenarios que se pueden dar a partir de ahora. Una canción que comienza con Pablo Casado asegurando en una comparecencia frente a los medios que no hay ningún problema con la presidenta de la Comunidad de Madrid: "Comparezco para negar rotundamente las informaciones de espionaje a Ayuso y para reafirmar que en el PP estamos más fuertes y unidos que nunca".

Sin embargo, apenas unos segundos más tarde, Isabel Díaz Ayuso aparece en escena para reprocharle que haya contratado espías para vigilarla: "Desgraciado, ¿se puede saber por qué has contratado espías para vigilarme?". Lejos de reconocer que le ha estado vigilando durante estos últimos meses, Casado le asegura que eso no es cierto y que, para demostrarlo, puede ver las imágenes sacadas de la cámara que instaló en el florero de su despacho: "No se ve ningún espía". Después de comprobar que, efectivamente, le había estado vigilando, el personaje interpretado por Lara Díez le pide que se prepare porque acaba de empezar la guerra.

"Aunque no nos soportamos hay que llevarlo en secreto como un sobre que va por Génova"

A continuación podemos ver a Isabel Díaz Ayuso haciendo todo lo posible por acabar con Pablo Casado. Mientras tanto, el líder del Partido Popular reconoce que tiene que seguir aparentando que todo va bien en el PP: "Va a costar hacer ver que soy el líder, que hay unidad y que Ayuso no me odia ni me quiere matar y tomar café con tranquilidad". A pesar de que reconoce que podía haber sido peor en caso de que hubieran perdido las elecciones en Castilla y León, el líder del PP asegura que ha llegado el momento de tragar hasta que salgan más encuestas y que sea demasiado tarde como para que le puedan echar.

Pablo Casado recuerda que solo queda un año y medio para poder votar y que, hasta entonces, va a tener que aparentar que su relación con Isabel Díaz Ayuso es buena: "No me queda más remedio que aparentar. Aunque no nos soportamos hay que llevarlo en secreto como un sobre que va por Génova". Pero el líder del PP lamenta que todo esto sea temporal porque, de cara a las elecciones andaluzas todo volverá a estallar por los aires. Por esa misma razón, y mientras todavía sea posible, reconoce que tratará de fingir como mejor pueda para evitar un posible despido: "Ahora hay que fingir que todo es ideal como un cerdo en macrogranja, mi vida es genial". Por último, Casado ha querido recordar que esto ya se veía venir: "Se veía que esto no iba a funcionar como una placa solar cuando hay oscuridad o si Almeida va a la NBA. No me queda más espalda sin acuchillar y aunque no nos soportamos, hay que hacer ver que no existe como el PP con Bárcenas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad