Internacional

El alcalde de Mariupol: "Nos están destruyendo"

Rusia aumenta la presión militar y rodea esta ciudad sureña, de gran importancia estratégica. Cruz Roja logra llevar ayuda humanitaria a la zona

El alcalde de Mariupol acusa a Rusia de dirigir sus “constantes” ataques de manera “deliberada” hacia objetivos civiles e infraestructura esencial. En un comunicado emitido este jueves, el regidor sostiene que la ofensiva de Moscú ha dejado la ciudad portuaria sin agua, calefacción y electricidad y que impide la llegada de ayuda y la evacuación de los habitantes.

Más información

“Nos están destrozando como nación. Se trata un genocidio de los ucranios”, lamenta el alcalde, quien informa de que el Ayuntamiento está intentando abrir un corredor humanitario y que trabajar para restablecer los servicios esenciales.

“Están interrumpiendo los suministros de alimentos, dando vida a un bloqueo, como en el viejo Leningrado”, se lee en el comunicado. “De manera deliberada, durante siete días, han estado destruyendo la infraestructura crítica de la ciudad. No tenemos luz, agua, ni calefacción”.

La importancia estratégica de Mariupol

Las fuerzas militares rusas y los rebeldes separatistas han aumentado en las últimas horas la presión sobre Mariupol, una localidad portuaria del sureste de Ucrania que, en caso de caer en manos de Rusia, le permitiría avanzar en la creación de una franja que conectaría el Donbás con la península de Crimea.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha afirmado este jueves que las fuerzas apoyadas por Moscú han "estrechado su círculo sobre Mariupol", según la agencia Interfax. Los rebeldes prorrusos, de hecho, ya habían pedido a la población que abandonase la zona, dando de plazo hasta el miércoles antes de recrudecer sus ataques.

Mariupol, a orillas del mar de Azov, alberga uno de los puertos comerciales más grandes de Ucrania. En esta ciudad viven casi medio millón de personas.

Cruz Roja logra llevar ayuda humanitaria a la zona

Equipos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la Cruz Roja ucraniana han logrado enviar ayuda humanitaria en forma de alimentos y equipos sanitarios a más de 4.000 personas desplazadas y acogidas en refugios en la ciudad oriental de Mariúpol, actualmente cercada por tropas rusas y prorrusas.

La situación en la zona es "increíblemente tensa, peligrosa y angustiante para la gente", destaca en un comunicado CICR, cuyos equipos han sido testigos de intensos enfrentamientos armados en las calles, donde la mayoría de las tiendas están cerradas, dificultando aún más la vida de los ciudadanos.

"Las necesidades humanitarias crecen a cada minuto que pasa y los equipos de Cruz Roja están haciendo todo lo posible por mitigar el impacto del conflicto en la población civil", añadió la organización.

"Necesitamos alimentos, ropa, baterías y todo lo necesario para la vida diaria, estaremos agradecidos por cualquier tipo de ayuda que nos puedan ofrecer", destacó a CICR Yulia, madre de siete hijos actualmente acogida junto a su familia en un refugio de Mariúpol.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00