Hoy por HoyLa mirada
Opinión

La maldad no es locura

¿Por qué Occidente ha sido tan tolerante con el régimen de Putin?

BARCELONA

Afirmar que Putin está loco es subestimarlo mucho y, de paso, estigmatizar a los locos, que en su mayoría nada tienen que ver con asesinos y psicópatas. El mal existe y no es una patología. Que no entendamos ni la estrategia ni las decisiones sádicas de algunos dirigentes no los convierte en dementes.

Cualquiera que haya tenido contacto estrecho con maltratadores, sea a escala doméstica o global, aprende una dura lección: no hay nada que hacer con ellos más que denunciarlos si la ley nos ampara o alejarnos de ellos todo lo que podamos.

Las mujeres sabemos muy bien de lo que hablamos: cortar de raíz la relación con un maltratador es la única salida posible, el único modo de escapar de sus perversos tentáculos. Entonces, ¿por qué Occidente ha sido tan tolerante con el régimen de Putin? Injerencias en las elecciones de otros países, asesinato y persecución de disidentes, la invasión de Crimea, la falta de derechos y libertades, nada de todo esto ha sido motivo suficiente para cortar relaciones con Rusia.

Esta es la mayor debilidad de Occidente: que supedite a intereses económicos sus valores fundamentales. Sin darse cuenta de que esto es cavarse la propia tumba.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad